LLOP i BAYO, Francesc - Las campanas de Nuestra Señora de los Remedios de Albudeite

Las campanas de Nuestra Señora de los Remedios de Albudeite

A.Estado actual y propuesta de restauración
A propuesta del Excmo. Ayuntamiento de Albudeite hemos visitado el 20/05/2004 la torre y las campanas de Nuestra Señora de los Remedios, un buen conjunto que necesita ser restaurado no sólo para recuperar sus valores originales, sino para evitar una posible destrucción, debido al delicado estado actual de las instalaciones.
El edificio tiene la condición de Bien de Interés Cultural.
B.La torre campanario
El edificio sobre el que están instaladas las campanas tiene cinco cuerpos diferenciados. Los dos primeros corresponden a una torre medieval, seguramente defensiva.
Con relación a las campanas y los toques, esta parte inferior del edificio está atravesada por una escalera helicoidal que conserva trazas de las cuerdas con las que antiguamente se tocaba desde abajo las señales más usuales. Hay incluso un palo de madera, incompleto, que servía de base a una carrucha perdida. Hay igualmente un pequeño armario, desde donde accedían, seguramente, a las pesas primitivas del reloj.
En el segundo cuerpo, con varios vanos abiertos a la calle, hay diversos grafitos, escritos precisamente con lápiz, que tiene el valor de servir de soporte a la pequeña historia del edificio. Estos dibujos se repiten tanto en la sala de campanas como en la del reloj, aunque en ésta última se completan con otros hechos con pintura o con grasa que reflejan fechas de reparaciones del reloj y de otras actuaciones en el edificio.
A nuestro entender, los mejores grafitos, esta vez incisos, se encuentran en la primera sala antes citada, en la que hay algunos que parecen antiguos, incluso medievales, y que debieran ser estudiados con mayor atención.
En el tercer cuerpo se encuentran las dos campanas litúrgicas de la torre, a las que nos referiremos más adelante. Este cuerpo tiene cuatro vanos, todos ellos con sendas barandillas de hierro forjado, de sencilla pero interesante factura.
El acceso al cuarto cuerpo se realiza mediante una escalera de gato, cubierta por una trampilla de madera, similar material al del techo de la sala de campanas, que corresponde igualmente al suelo de la antigua sala del reloj.
En esta cuarta sala se encuentra aún el bastidor de madera en el que se ubicó el antiguo reloj mecánico, actualmente desaparecido. Igualmente se encuentran los grafitos antes citados, que documentan reparaciones y reconstrucciones de salas y relojes. Hay aquí dos vanos circulares, uno de ellos con la muestra o esfera de material plástico, y el correspondiente mecanismo en la parte trasera, conectado al ordenador para indicar mediante las saetas el paso del tiempo.
A pesar de la prohibición expresa de poner publicidad en los monumentos, la esfera del reloj, recientemente instalada, lleva el nombre y la población de la empresa que ha instalado los mecanismos, es decir Relojería Valverde de Murcia, con lo que se está contraviniendo, de manera clara, la Ley del Patrimonio Histórico Español.
En el quinto cuerpo, que corresponde a una terraza, delimitada por una barandilla de la misma factura que las de las otras plantas, y con una especie de espadaña o campanil, del que pende la única campana de las horas, sin veleta ni cruz de remate. En esta planta superior se encuentra un par de altavoces, necesarios para transmitir mensajes en una pequeña comunidad, pero que desdicen en un monumento nacional como éste.
C.Las campanas existentes
Hay dos conjuntos de campana muy diferenciados, tanto por su ubicación, su forma de toque como por su uso.
En la terraza hay una sola campana, anepígrafa, es decir sin inscripciones ni marcas de fábrica, que carece de badajo interior (aunque tiene la correspondiente asa badajera), y que antiguamente fue tocada por una maza exterior (de cuyo mecanismo quedan restos en el campanil. En la actualidad es tañida mediante un electromazo, de origen desconocido, y se emplea, desde la reciente introducción del ordenador, tanto para los usos del reloj como para completar los toques usuales (difuntos, misas diarias…)
La campana tiene 67 cm. de diámetro, y solamente tiene diversos cordones que enmarcan posibles inscripciones. Tiene igualmente unas caras de ángeles, que con las demás decoraciones junto con la información oral de que la campana fue fundida hacia 1932, permiten adscribirla a los Hermanos Roses de Valencia.
Hemos observado detenidamente las dos posibles ubicaciones de inscripciones, tanto en el tercio como en el medio pie, ubicados entre cordones. Nos da la impresión que hay restos de letras, que se deberían observar a diversas horas del día, con luz cambiante, para verificar si realmente hubo una inscripción borrada o solamente el hueco para ponerla.
En la sala de campanas hay dos: una pequeña, de 64 cm. de diámetro y otra mayor de 70 cm. de diámetro. La pequeña tiene la siguiente inscripción: “JESVS MARIA Y JOSEF AÑO DE 1786” Carece de nombre de autor, y solamente está adornada con una cruz con pedestal, de 28 x 15 cm. ubicada correctamente hacia el lado exterior de la torre. Esta cruz conserva restos de pintura roja, algo que fue usual en la época de construcción de la campana, en la que se decoraba algunas partes de la campana con la misma pintura con la que se protegía el yugo de madera. En la parte interior de la campana hay una pequeña inscripción incisa, hecha a golpes de manera rudimentaria, y que parece poner “MELO” o “MEDO”.
La badajera original de la campana ha sido sustituida por una instalada en dos taladros, hechos en época moderna, aunque no muy reciente. Estos taladros no han sido ubicados en la parte central, a ambos lados del asa central, sino que en una posición ladeada, de manera que el badajo, durante el volteo, golpea de manera descompensada, lo que se aumenta debido al asa artificial, que no está bien fijada a la campana.
La campana mayor es algo más moderna, pero tiene también un alto valor histórico. Su inscripción es “MARIA DE LOS REMEDIOS SIENDO CURA DN JOSE MARIA HERNANDEZ Y FABRIQUERO ESTEBAN SANDOVAL AÑO DE 1828 ME HIZO JOSE MUÑOZ”. Hay que recordar que el cargo de fabriquero, aún existente en muchas catedrales y otros templos de importancia, consiste en el encargado del mantenimiento del edificio y de sus trabajos de conservación. Existen otros fabricantes de campanas apellidados Muñoz, pero es la primera vez que hemos encontrado un trabajo de este fundidor. La campana se adorna con una cruz con pedestal, de 31 x 27, ubicada hacia la parte exterior. En la parte interior se encuentra una pequeña imagen de la Virgen de los Remedios de 10 X 7 cm. Esta campana se halla mucho más sucia que la otra, a pesar de ser mucho más moderna.
Los yugos de madera de ambas campanas han sido sustituidos por otros de hierro en época reciente, por la empresa Rosas de Torredonjimeno (Andalucía). Los antiguos yugos de madera probablemente tenían cigüeñal para su volteo, como parece deducirse de los grafitos dibujados en la torre. De cualquier manera la sustitución de los yugos de madera ha supuesto una notable pérdida de sonoridad y la práctica imposibilidad material de voltear manualmente las campanas.
Las campanas fueron dotadas de motor continuo de volteo así como de los correspondientes electrodazos para el toque mecánico a distancia. En la campana menor el electromazo anterior, modelo Manclús trifásico nuevo, ha sido sustituido en época reciente por otro de Clock-O-Matic. El anterior ha sido limpiamente cortado y bajado de la torre. El trabajo ha sido realizado por Relojería Valverde de Murcia.
D.Instalación eléctrica
Los trabajos recientes han supuesto una mejora notable de la instalación eléctrica, con nuevo tendido de cables, en muchos casos bajo regleta plástica, aunque la caja de control carece de interruptor exterior de emergencia, absolutamente imprescindible en caso de emergencia.
E.Resumen del estado actual del conjunto
Resumiendo lo antes dicho podemos decir que en la torre de las campanas de Albudeite existen dos conjuntos diferentes: una campana del reloj, fija, ubicada en la parte alta, que ha visto sustituido el mecanismo de toque exterior por un electromazo. La ausencia del antiguo mazo mecánico está justificada por el cambio del reloj mecánico por un pequeño ordenador, ubicado ahora en la sacristía.
Las dos campanas litúrgicas sustituyeron su yugo de madera por otro metálico, introduciendo motores continuos para el volteo y electromazos para el repique a distancia. También se taladró la campana pequeña para sustituir el asa badajera, posiblemente rota, por otra atornillada, aunque se colocó en un lugar incorrecto, lo que produce un toque descompasado de la campana.
En tiempos recientes se ha renovado la instalación eléctrica, correcta en conjunto pero con notables deficiencias como la ausencia de interruptor de desconexión de emergencia.
Igualmente se ha sustituido la esfera del reloj por otra plástica, introduciendo propaganda publicitaria, algo contrario a la condición monumental del edificio.
La inclusión de la campana del reloj junto con las otras para los toques ordinarios constituye igualmente, como veremos a continuación, una notable agresión a las características originales del monumento.
F.Propuestas de restauración

La finalidad de cualquier restauración consiste en la recuperación de los valores originales de un elemento de interés cultural. En este caso propondremos la recuperación de los valores originales del edificio.

1.Recuperación del reloj y sus usos
La ubicación del reloj en posición más elevada que las campanas corresponde a un motivo exclusivamente técnico, como es la relativamente escasa elevación de la torre. En este caso se justificaba la elevación de la maquinaria, tanto para que pudieran ver las esferas y sus saetas, como para poner el mecanismo lo más elevado posible, de manera que la cuerda dure el mayor tiempo posible.
Sin embargo la ubicación de la campana de las horas, en posición elevada, corresponde no sólo a efectos técnicos (una mayor difusión del sonido de la campana) sino y sobre todo a una separación simbólica, puesto que las campanas litúrgicas y la del reloj pertenecen a dos mundos conceptualmente diferentes. Dicho de otro modo, las campanas están separadas físicamente, porque simbólicamente pertenecen a mundos diferentes. La campana del reloj solamente marca el paso del tiempo, que es algo absolutamente automático, repetitivo y constante.
Las otras dos campanas, por el contrario, pertenecen al mundo simbólico, y al mismo tiempo están más relacionadas con la vida cotidiana. Dicho de otro modo: la campana del reloj no señalan más que el paso del tiempo regular, pero las campanas litúrgicas marcan el paso del tiempo colectivo. Indican el tiempo semanal, marcando los domingos y sus vísperas; indican el tiempo anual, marcando las fiestas anuales; indican el tiempo de la vida, marcando diferentes momentos de la vida de las personas, especialmente el momento de su muerte.
En consecuencia no es concebible ni lógico incluir la campana del reloj para otros toques que no sean los horarios.
Del mismo modo, y atendiendo la característica monumental del edificio, debe desaparecer la marca publicitaria de la muestra o esfera del reloj, aceptándose únicamente como inscripción el año de su renovación. Debería valorarse si es necesario recuperar la segunda esfera existente en la antigua sala del reloj.
Sería interesante recuperar el mecanismo de mazo externo de la campana del reloj, pero ante la casi total ausencia de elementos mecánicos anteriores, parece conveniente dejarla de la manera en que está.
Finalmente, aunque esto tenga poco que ver con el reloj, aunque sí con el espacio donde se ubica la campana de las horas, sería conveniente disponer los altavoces, necesarios en una pequeña comunidad, de manera que no impacten visualmente.
2.Recuperación de la acústica del conjunto
Suponemos que la campana del reloj estuvo ubicada siempre en la misma estructura metálica actual. Por tanto no debe haber cambiado su sonoridad en este aspecto, aunque la ausencia del mazo original puede haber modificado algo su sonido histórico.
Sin embargo las dos campanas litúrgicas han perdido sus yugos de madera y sus badajos antiguos, que les daban una sonoridad especial. Se debe recuperar todo este conjunto para recuperar la musicalidad original. No olvidemos que la campana es un instrumento musical muy especial, que sigue sonando siempre igual, a lo largo de los siglos, siempre y cuando se mantengan sus accesorios originales.
De manera especial, la campana pequeña debe recuperar también el asa badajera ubicada en el lugar preciso y centrado, de modo que percuta en ambos lados de la misma manera.
Finalmente, para recuperar la sonoridad de la sala de campanas debiera rehacerse el suelo de madera (y techo de la sala de campanas) no sólo por seguridad sino y sobre todo porque sirve de caja de resonancia de las dos campanas antiguas.
3.Recuperación de los toques tradicionales
De acuerdo con lo apuntado anteriormente, las campanas de toques y la del reloj, físicamente y conceptualmente separadas, han de tocar cosas diferentes. La campana del reloj solamente debe utilizarse para las horas y las medias, mientras que los demás toques, incluyendo toques diarios, festivos o de difuntos, utilizarán exclusivamente las dos campanas litúrgicas.
Para ello deberán instalarse electromazos rápidos, como el nuevo colocado para la campana pequeña, y cambiar los motores continuos por otros de impulsos, que reproduzcan los toques tradicionales y no impidan los toques manuales.
G.Actuaciones urgentes

Parece necesario, para conservar la integridad del conjunto, anular el volteo de la campana pequeña, hasta que no vuelva a tener la badajera en condiciones, tanto de ubicación como de colocación (centrada y fijada, y no desplazada y suelta como ahora).

También sería conveniente modificar la programación del ordenador, para que la campana del reloj vuelva a su uso original.

Proyecto de restauración
De acuerdo con todo lo apuntado, el proyecto de restauración, presentado por empresa competente, debe incluir los siguientes conceptos:
Bajada de las dos campanas de volteo para su restauración en los talleres de la empresa
Taladros centrados de la campana pequeña, para ubicar en su lugar el asa badajera.
Limpieza de ambas campanas, aunque manteniendo el color rojo de la cruz de la campana pequeña
Recuperación de los yugos de madera de las dos campanas de volteo
Instalación de sendos motores de impulsos para las dos campanas de volteo
Instalación de dos electromazos nuevos para la campana mayor de volteo y la del reloj, similares al nuevo de la campana pequeña
Adecuación de la caja de mandos a las normas de seguridad (Interruptor exterior, toma de corriente exterior)
Programación de los toques según la tradición, de modo que cada uno de los dos conjuntos de campanas siga con sus usos y toques históricos
Respecto a la campana del reloj parece conveniente dejarla en su sitio, sustituyendo únicamente el electromazo
Sería conveniente que, dado el interés de las campanas y su restauración, se expongan, en la iglesia u otro lugar público, durante algunos días previos a su subida definitiva a la torre.
También sería conveniente sustituir el solado de madera de la sala del reloj, así como la compuerta de acceso a la terraza superior, dañados por su larga exposición a los elementos meteorológicos.

LLOP i BAYO, Francesc (22-05-2004)
  • ALBUDEITE: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanas: Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ayuntamiento de Albudeite (2004)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-09-2017
    Convertir a PDF