GÓMEZ, Francisco - Rapaces en la Catedral

Rapaces en la Catedral

Seo-Birdlife reintroduce con éxito el halcón peregrino en la cúpula de la seo salmantina, donde ya han nacido dos pollos

Los halcones, Ieronimus y Vega, que han nacido en la Catedral de Salamanca. / FOTOGRAFÍAS: SEO-BIRDLIFE
Los halcones, Ieronimus y Vega, que han nacido en la Catedral de Salamanca. / FOTOGRAFÍAS: SEO-BIRDLIFE

Se llaman Ieronimus y Vega y desde hace varios días ya sobrevuelan la ciudad. Ambos nacieron en una caja nido instalada en la Torre de Campanas de la Catedral Nueva de Salamanca y tras este homenaje a dos símbolos de las catedrales salmantinas -Ieronimus fue el obispo encargado de restaurar la diócesis tras la dominación árabe y La Virgen de la Vega es la patrona de la ciudad- se esconden las dos primeras crías de halcón peregrino que han surgido del programa de reintroducción de estas aves en Salamanca, llevado a cabo por la agrupación local de la Sociedad Española de Ornitología.

Los encargados de llevar adelante el proyecto han sido Alberto Hernández Romo y Carlos Aldea Dorado. Los coordinadores explican que tras tener indicios de las altas posibilidades de la Catedral para actuar como lugar de cría del halcón peregrino en la ciudad, contactaron con el Ayuntamiento de Salamanca y el cabildo para llevar adelante el intento de reintroducir esta especie.

Alberto Hernández señala que los depredadores como el halcón peregrino «juegan un importante papel en el equilibrio de los ecosistemas», ya que actúa como regulador del crecimiento desmedido de otras especies como estorninos o palomas. De esta forma, el proyecto tenía como principal objetivo «contar con la presencia de esta emblemática especie en la ciudad de forma permanente recuperando un depredador en el ecosistema urbano y completando el eslabón de la pirámide ecológica que se encontraba ausente».
La tarea no ha resultado nada sencilla, ya que desde que comenzó el proyecto hasta que han llegado las primeras crías han transcurrido más de siete años. Sin embargo, Alberto Hernández señala que «teníamos algunas referencias de expertos y estábamos convencidos de que la Catedral podía funcionar como lugar de cría», ya que normalmente el halcón peregrino elige para sus crías acantilados a gran altura y construye los nidos sobre roca.

«En la torre de la Catedral Nueva no les iba a molestar nadie, tiene la altura suficiente y está muy cerca del río», enumera el coordinador del proyecto, que destaca además que «comida no les iba a faltar, hay presas a montones para un halcón».

Convencidos del buen fin del proyecto, en el año 2000 los miembros de la Sociedad Española de Ornitología colocaron una caja-nido en lo alto de la Catedral donde se introdujeron tres pollos hembras y, en 2001, cuatro machos, todos procedentes de cría en cautividad desde Barcelona. Los pollos, de entre 20 y 25 días, fueron alimentados según los sistemas de cetrería que se utilizaban en la Edad Media, a través de un pequeño tubo. Después, los responsables del proyecto esperaron a que crecieran y comenzaran a formar parejas estables.

Alberto Hernández señala que desde entonces «la presencia de halcones en Salamanca ha sido constante y el trasiego de individuos continuo», aunque hasta este año no se había producido la cría con éxito de nuevos pollos. Así, en el 2004 se producía la primera puesta de huevos en la caja-nido, pero el macho acabó por abandonar a la hembra y la cría no llegó a completarse. En los dos años siguientes se producían nuevas puestas que tampoco alcanzaron el éxito debido a la lluvia y otros factores.

Los primeros vuelos

Por fin, este año, de la unión del que probablemente sea uno de los halcones introducidos hace siete años y una hembra salvaje, nacieron dos pollos a primeros de abril, Ieronimus y Vega, anillados el 6 de mayo por la Seo-Birdlife y que, según Alberto Hernández, «acaban de iniciar sus primeros vuelos, vigilados de cerca por sus padres, con los que pasarán una temporada hasta que aprendan a cazar y puedan valerse». El coordinador señala que «podemos celebrar que el halcón peregrino se haya asentado definitivamente criando en la ciudad en un lugar tan emblemático como la Catedral y que constituya una de las joyas de su patrimonio natural».

La formación ecologista está convencida de que con el tiempo la presencia de halcones en la seo puede convertirse en un atractivo turístico más. Además, ya se piensa en otros puntos en los que podría intentarse la instalación de nuevos lugares de cría, como el Cuartel de la Guardia Civil.
GÓMEZ, Francisco
Norte de Castilla (28-05-2007)
  • SALAMANCA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía
  • Palomas y otras plagas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Norte de Castilla (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF