BASELGA, José M. - Campanadas para no dormir

Campanadas para no dormir

Vecinos próximos a la iglesia de Cunit piden retrasar el inicio de toque de horas para poder dormir. El Ayuntamiento, sin embargo, se niega a retrasarlo más allá de las ocho de la mañana

Entre los cuartos, las medias y las horas, poco pueden descansar los clientes del Hostal La Diligencia de Cunit. Su propietario, Renato García, lleva años reclamando que se retrase la hora de inicio del toque desde el campanario, que está a pocos metros del hostal. Hace un año ya se retrasó de las seis de la mañana a las ocho. Sin embargo, Renato considera que «una buena hora para no molestar sería que empezasen a las diez de la mañana». El Ayuntamiento dice que el inicio de los toques no se va a retrasar, «porque donde hay campanarios, suenan campanas y nadie se queja», según la propia alcaldesa, Dolors Carreras.

En 1997 el Ayuntamiento de Cunit adquirió un nuevo dispositivo, «como el de Reus», para el reloj del campanario, con sus cuartos, sus horas y su toque de Angelus a las doce del mediodía. Además, el nuevo sistema prácticamente no se retrasa y cada quince minutos suenan campanas. Años atrás, el sistema funcionaba todo el día, pero ante las quejas de los vecinos se determinó que pararía entre las doce de la noche y las seis de la mañana.

«Los clientes se quejaban porque no podían dormir; en verano vienen a descansar y no había manera», señala Renato, que ya presentó sus quejas. Desde el Ayuntamiento se consideró retrasar el horario para empezar los toques y se puso a las ocho. Sin embargo, desde La Diligencia y vecinos que residen frente a la iglesia se considera que «en verano es muy pronto», por lo que reclaman un nuevo retraso.

El Consistorio ya ha dicho, sin embargo, que no habrá más retrasos y que las ocho de la mañana es una buena hora para «levantarse». «En cualquier sitio que hay un campanario suenan las campanas y nadie se queja», dice la alcaldesa Dolors Carreras, que insiste en que no habrá más retrasos. «El pasado año ya se tuvo en cuenta, pero las campanas deben sonar». Por su parte, el párroco Joaquim Fortuny evitó hacer declaraciones, «ya que el reloj de la iglesia lo controla el Ayuntamiento y es él quien decide cuando suenan las campanas».

Vecinos de la zona, como Raquel, que ayer tomaba el sol en el ático de su casa frente al campanario, dice que «en verano las ocho de la mañana es un poco pronto, ya que la gente quiere descansar. Pero el resto del año van bien. Entiendo que hayan quejas porque hay muchas casas cerca».

Renato García asegura que «por culpa de las campanas he perdido muchos clientes. El primer día me piden otra habitación, pero al siguiente se van porque las campanas suenas desde muy temprano muy fuerte». Además, la temporada ha comenzado ruidosa para el establecimiento. Y es que el Ayuntamiento ha empezado a abrir una zanja junto al local para suministrar agua a una nueva vivienda «sin avisar» . El ente local dice que esas obras acabarán en los próximos días, «pero seguirán las campanas».

BASELGA, José M.
Diari de Tarragona (10-06-2004)
  • CUNIT: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diari de Tarragona (2004)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 21-01-2018
    Convertir a PDF