NIETO, Juan - ‘Sant Jaume’ y ‘San Vito’ regresan a la iglesia de Alcalalí tras ser restauradas

‘Sant Jaume’ y ‘San Vito’ regresan a la iglesia de Alcalalí tras ser restauradas

Las campanas serán bendecidas el domingo durante la celebración de la misa
Un repique de campanas alertó ayer por la mañana a los vecinos de Alcalalí de que algo pasaba: ´Sant Jaume´ y ´San Vito´ volvían a la iglesia tras ser sometidas a un exhaustivo proceso de restauración que se ha prolongado durante varios meses. Por ahora, descansarán a los pies del altar a la espera de ser colocadas en el campanario.

Después de varios meses de espera, los vecinos de Alcalalí recibieron durante la mañana de ayer las dos campanas que han sido restauradas gracias a un convenio firmado entre la iglesia y la Conselleria de Cultura.

De este modo, las campanas de San Jaume y San Vito ya descansan a los pies del altar de la iglesia de la Nativitat.

Así lo confirmó el párroco, Pablo Aranda, quien no ha podido contener su alegría y satisfacción al comprobar que, al fin, estas dos piezas únicas del conjunto patrimonial e histórico de la Comunitat Valenciana han llegado a su hogar.

Y es que el empeño mostrado por este sacerdote destinado a la Vall del Pop por la diócesis de Valencia hace un año, empieza a tener sus frutos. Desde que fuese destinado a Alcalalí, Pablo Aranda, explicó que uno de sus objetivos era el de “recuperar los sonidos originales” de las piezas y, de este modo, regalarle a Alcalalí unas melodías con más de 600 años de historia.

En la memoria técnica elaborada por Manclús, mercantil de la ciudad del Turia encargada de la restauración, se indica que era necesario cambiar los yugos de las campanas puesto que llevaban colocados más de 25 años por lo que suponía un peligro “pudiendo romperse y caer la campana”.

Toques por ordenador

Asimismo, se ha sustituido el programador de los toques por un ordenador de última generación mediante el cual pueden quedar programadas distintos toques. Esta sistema, según los artesanos, minimiza la fuerza sobre la estructura y reproduce los toques tradicionales, además de permitir el volteo manual.

Ha sido tal el éxito de la restauración que desde la mercantil valenciana se muestran optimistas en afirmar que a pesar de que en la actualidad no hay campanero y ninguna persona sube a tozarlas a mano, “no dudamos de que en el futuro cuando, se restauren todas las campanas, aficionados a este bello arte de hacer hablar a las campanas lo hagan con su máxima seguridad y mejores prestaciones”.

Madera de iroco

Entre los materiales que se han instalado en las piezas destacan la madera tropical de iroco que permite una máxima resistencia y dureza, herrajes a medida o la colocación de un cuadro eléctrico con magnetotérmico para el óptimo funcionamiento de los motores.

El sacerdote apuntó que la campana de Sant Jaume, de las cinco que cohabitan en lo alto del campanario, es la más grande y data del año 1911, “ha tenido que ser refundida a causa de unas grietas pero se han conservado los elementos originales como son las inscripciones junto con una imagen de la Virgen de los Desamparados”.

La otra, la de San Vito, de unos 60 kilos, “se ha limpiado a través de un sistema que se vale de arena para que la campana quede libre de polvo y de grasa”. Además, incidió Aranda, “se ha elaborado para ella un yugo de madera”. De este modo, el cura garantiza “la recuperación de los sonidos originales” de estos dos tesoros de Alcalalí.

Sobre las 10.30 de la mañana de ayer, y ante la presencia de los vecinos, un camión descargó las dos campanas en las puertas del centro religioso. Después, los operarios de la empresa Manclús, introdujeron las dos piezas para situarlas a los pies del altar a la espera de su bendición el próximo domingo.

El párroco confirmó que se ha preparado una misa, a las 11 horas, donde se bendecirán “para dar gracias a Dios y ofrecerles el culto mediante las oraciones de la iglesia con la expresión del agua, la incensación y si es posible hacerlas sonar”. A este respecto, el párroco pretende que las campanas suenen “como una manifestación d alegría”.

San Vito y Sant Jaume, según Aranda, permanecerán a lo largo de una semana en el interior del tempo con el objetivo de que todos los vecinos puedan aprovechar esta oportunidad única para contemplarlas y visitarlas.

Colocación en el campanario

Así pues, esté previsto que en breve se vuelvan colocar en el campanario. Por el momento, el cura no pudo confirmar cuando volverán a subirse al campanario.

Lo que si está claro, es que una vez que se sitúen en lo alto de la Torre de Alcalalí, el proyecto continuará por lo que seguirán con la rehabilitación del resto de piezas.

Tras la llegada al pueblo de San Jaume y San Vito, el momento tan esperado por los vecinos de este pequeño municipio de la Vall del Pop de volver a escuchar al unísono las cinco campanas, está cada vez más cerca.

NIETO, Juan
Las Provincias (09/02/2007)
  • ALCALALÍ: Campanas, campaneros y toques
  • MANCLÚS, INDUSTRIAS (RAFELBUNYOL) : Intervenciones
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Provincias (2007)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF