La Vanguardia - Divinas antenas

Divinas antenas


BARCELONA.- Hace dos años una llamada telefónica cayó como el maná bíblico en la parroquia de la Mare de Déu de Montserrat, en el barrio del Guinardó de Barcelona. Una operadora de telefonía móvil estaba dispuesta a sufragar parte de las obras de construcción del campanario que nunca se pudo levantar por falta de dinero y, a cambio, la empresa instalaba una antena de telefonía móvil pagando además una modesta mensualidad. Hubo acuerdo, y en pocos meses la parroquia no sólo tuvo campanario, con su campana y su cruz en todo lo alto, sino que la nueva estructura metálica también serviría de terminal repetidora.

Increíble pero cierto.

Lo que fue un signo de salvación, ahora parece serlo de condena, a tenor de las quejas de los vecinos de las fincas cercanas, que preferirían que el campanario fuera sólo eso. Ni siquiera el nuevo parroco del templo, mosén Albert Sols, las tiene todas consigo. Gracias a Dios la antena no es para toda la vida. Al cura se le escapa lo de gracias a Dios porque a él, confiesa, tampoco le gusta mucho la presencia del artilugio. Cuando llegó a su nuevo destino, el repetidor ya estaba instalado con el permiso del anterior sacerdote, Jordi Jorba. Los técnicos ya me han dicho -explica Sols, amante de la naturaleza y de la preservación del medio ambiente - que no afecta, que la han instalado de manera que no perjudique. Da la casualidad de que él también vive a pocos metros del templo. Y no acaba de estar tranquilo. Los residentes de la zona tampoco, y ya han pedido que se retire lo más rápido posible. Mosén Sols confirma que hasta el 2005 no vence el contrato con la operadora, pero dice que no es un tema cerrado y no lo va a ser y que ya se ha puesto en contacto con algunos miembros del consejo del distrito de Horta-Guinardó para que se debata la situación. En realidad, la compañía telefónica paga cerca de 41.000 pesetas brutas a la parroquia, que son destinadas a ir tapando agujeros entre la comunidad. Al final del año, la factura asciende a poco menos de medio millón de pesetas, cuando instalar una antena en la azotea de un edificio cuesta dos, tres y hasta cuatro veces más.

Los residentes de la zona ya han protestado reiteradamente porque, aseguran, están perdiendo calidad de vida. Yo padezco insomnio, y es cierto que ya lo tenía antes, pero mis hermanas no padecían y desde hace unos meses sí, explica Alodia Pla, una de las residentes. Algunos vecinos se quejan de dolores de cabeza y de que no pueden dormir, cuenta Alodia, y lo atribuyen a la presencia de la antena. Todos queremos que la retiren inmediatamente, asegura. La de la parroquia de la Mare de Déu de Montserrat, en la calle del mismo nombre, es el Último conflicto vecinal que ha surgido por la presencia de dispositivos de telefonía móvil. Barrios como la Barceloneta, Sarrià, Poblenou, Gràcia o el Gòtic son sólo algunos de la treintena larga donde en estos momentos existen movilizaciones en marcha que piden una moratoria en la instalación. Ciudades como Montcada ya han paralizado la concesión de permisos durante un año (ver La Vanguardia de ayer), mientras que l'Hospitalet y Cornellà han optado, primero, por aplicar una moratoria de tres meses, ampliable a un año. Por su parte, Badalona y Terrassa preparan ordenanzas muy restrictivas para la instalación de repetidores de telefonía móvil, informa Paloma Arenós. Sin embargo ni Barcelona ni tampoco Tarragona han accedido a ninguna medida preventiva en este sentido.

En Barcelona, las autoridades municipales -y las de la Generalitat- se amparan en la falta de evidencia científica de posibles efectos sobre la salud de la telefonía para tomar medidas preventivas.

La Vanguardia - 26/05/2001

  • BARCELONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Vanguardia (2001)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF