POMARES, José - Las campanas de Santa María de Elche y sus toques

Las campanas de Santa María de Elche y sus toques

La sustitución del campanero por un dispositivo electro-mecánico; cuyos mandos estaban en la misma Sacristía, sobre las mismas campanas: la Mayor, "María", que mira a Poniente; la de "Dijuny", que sigue en tamaño, hacia el Sur (de sonido casi idéntico a Calentura); la "Ave-maría" la más pequeña, que mira a Norte; y la "Bárbara", un poco mayor, que da al Levante. En principio, la idea era muy razonable porque los toques de campana en Santa María son mÚltiples y, aunque había un juego de cordeles que se manejaban desde la primera capilla del lado del Evangelio, de la nave (en donde se halla la pila Bautismal), cuando había que voltear las campanas, era imprescindible subir la angosta escalera de caracol del Campanar, que tiene muchos escalones, motivo por el cual era cada día más difícil encontrar el cargo. Problema caro y difícil. Con el nuevo sistema, cada campana tenía un martillo-badajo externo, que lo movía un electro-imán (martillo de Wagner), de frecuencia regulable, que imprimía badajadas lentas (campanadas) o rápidas (repique); y una manivela sobre el eje de la campana que tenía bien regulada sus masas de inercia a su alrededor) accionada por un motor para hacerla girar ya rápidamente (volteo) o en balanceo (doblar, para los entierros). Todas estas modalidades podían automatizarse. Así y todo, el sistema resulta caro, por la facilidad de estropearse o fundirse los arrollamientos de los dinamos en los motores, en los trabajos "forzados" o realizados por manos poco expertas. Otra dificultad consiste en que si bien los toques son susceptibles de mÚltiples combinaciones, eso será para personal especializado. Aquí no hay más campanadas, repiques y volteos y balanceos para los entierros y en particular, el toque de misa de los días festivos, pausadas campanadas con la campana del "dijuny". Séanos permitido decir adiós a los toques que hemos conocido desde nuestra niñez. Adiós, a aquellos toques a misa Mayor de diario con campanadas simples y dobles, pausadas (toque de "cuarto de hora"); o de las Fiestas repicando las campanas pequeñas y volteo de la campana de "dijuny". Y, si no, el célebre toque de "NÚgol" obra maestra rítmica campaneril, en que intervenían sucesivamente las campanadas de todas; el toque a Viático (5 campanadas) o a Extrema-Unción (3 campanadas) con la campana Mayor; o los toques de Alba o de "alzar a Dios" en las misas Mayores, con una campanita pequeña aÚn existente, de agudo timbre, combinada con la campana Mayor o los toques a "Misa l'Hora" del día de la Ascensión, que se completaban con esa campanita.

Los entierros

Capítulo aparte figuraban los toques de Entierro que constaban de 4 partes: el señal, el aviso (tocar a "recollir") el entierro y el funeral. En el 1º, la campana "Bárbara" hacía varias dobladas, seguidas de volteos separados que acababan en doblajes "lánguidos", terminados por un corto "spécimen" de la clase de entierro. En el general, doblaban todas las campanas; en el de 2ª; doblaban un pareja de campanas, intercalando a veces, badajazos de la mayor; el de 3ª, eran campanadas sucesivas, lentas (menos la mayor). Para los niños, las campanadas eran más rápidas y en generales, se intercalaban, voltes sucesivos de las dos campanas más pequeñas. Para los funerales, de misa de "córpore insepulto" o aniversarios. Si eran generales, la víspera se hacían cada media hora, 3 toques de entierro, anochecido, que se repetían al día siguiente para la misa. En los demás funerales, se suprimían los toques de la víspera. Pero el toque más chocante era el Drènc (intraducible) que significaba un badajazo simultáneo de todas las campanas, 2 para mujeres, 3 para hombres, al final de los toques, salvo en el de entierro general, que les precedía. El señal de entierro general "si había tiempo" se hacía a la caída de la tarde; si la personalidad era muy importante, al medio día; para un Prelado o Papa, 12, era el nº de dréncs. Para la víspera del día de ánimas, era24 al medio día y por todas las Parroquias. Pues bien, el señal de los entierros ha desaparecido con el nuevo régimen campaneril y sustituido por el aviso a entierro; como también han desaparecido los toques de aniversario por las vísperas. Coincidiendo con estas mutaciones, también se ha simplificado el barroquismo de los entierros. Ahora, el clero va por el difunto y en entierro termina en la iglesia, en donde se responsa el cadáver en el interior del Templo, seguido o no de Misa de "Córpore insepulto" (a voluntad de los familiares). Terminado el responso, se despide el duelo en la puerta de la iglesia, pasando el pÚblico ante la Presidencia. Después, el carruaje fÚnebre, se lleva al trote el cadáver "por el camino más corto", en la población. El lector nos perdonará esta larga digresión, que pertenece a "época pasada". Los viejos son los que añoran esa época… que coincidía con su juventud.

José POMARES
La Iglesia de Santa María de Elche (2003)
  • ELX: Campanas, campaneros y toques
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © José POMARES (2003)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF