GIL i CABRERA, Josep Lluís - Informe - crónica de la refundición de la campana «San Bartolomé» de la Villa de La Jana

Informe - crónica de la refundición de la campana «San Bartolomé» de la Villa de La Jana

Siendo las 1030 horas del Jueves día dos de septiembre de mil novecientos ochenta y dos, fui requerido telefónicamente por D Vicente Meseguer Licenciado en Historia, vecino de Benicarló y gran amigo, para tomar nota y fotografías de una campana propiedad del Ayuntamiento de La Jana, que se encontraba en poder de las Industrias Manclús de fundición de campanas, en la ciudad de Valencia, para su demolición y posterior fundición y que según nos informaron era una de las más antiguas con inscripción.

Mas tarde, también telefónicamente, una persona que no se identificó, y que decía haber hablado con el citado Sr. Meseguer, me confirmó el encargo en nombre del Ayuntamiento de La Jana; indicando no haber ningún reparo en que el reportaje fotográfico corriera a cargo de un fotógrafo profesional, dado que yo no disponía del equipo necesario en Valencia. A la vez que indicó que los gastos del informe correrían a cargo del Ayuntamiento de La Jana.

Puesto al habla con el fotógrafo D. Nicolás Fernández. acordamos personamos en los talleres de fundición de la mencionada Industria Manclús, al objeto de recabar la documentación expresada, a las 1730, comunicando esto al propietario-gerente quien nos dio las máximas facilidades para nuestro trabajo, a la vez que nos apremiaba, ya quo quería proceder a la demolición y pesaje de la campana en nuestra presencia

La Campana, situada en el patio del taller, presentaba una fuerte rotura que la inutilizaba para su uso, y debió de ser ésta la causa que incitó al Ayuntamiento y a la Parroquia a su refundición.

El ansia por ver repuesta la campana y por añadidura la ocasión de la venida del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica a España, hecho único desde la estancia de SS. Benedicto XIII (el Papa Luna) por las tierras de la antigua Corona de Aragón, motivaron a ambas instituciones a emprender esta empresa cuya constancia quedaría en la inscripción de la retundida campana, aunque con menosprecio para su antigua fábrica y advocación, que perderá tras la citada fundición.

La campana objeto de este informe, era de buena aleación de cobre y estaño, de 94 cm. de diámetro máximo en su boca y 165 cm. de perímetro en su parte superior, la altura sin las asas era de 83 cm. y éstas de 20cm. Una vez demolida dio un peso de 445 Kg. de metal, siendo testigos de ello el citado fotógrafo y el abajo firmante.

En la parte superior, circundándola en dos líneas paralelas, presentaba la siguiente inscripción en letras minúsculas, cuyas palabras estaban separadas por cabujones tachonados romboidales:

1 línea «.año.de.m.d.lcccuiii / sello / sicut.rosa.plantata.inierico.sancta.dei genitric».

2 línea «.ioan.de.bracon.me.fecit. / sello / sancte.bartholomee.ora.pro.nobis / sello / »

La inscripción de La campana nos facilita varios datos de sumo interés: el año de su fundición, 1758, el nombre del maestro campanero que la modeló y fundió, y la propiedad municipal de la misma, atestiguada por cinco sellos circulares con las armas de la Villa: la Cruz de Montesa sobre una jineta y la inscripción, en letra capital romana: «LA VILA DE LA JANA-».

También nos aporta otros datos no menos importantes como su dedicatoria a San Bartolomé, hecho que la convierte en la más importante de las campanas de la torre amén de sus grandes proporciones, pues era la «campana major» la dedicada al titular de la Parroquia, a cuya voz se reunían los vecinos de La Jana para celebrar los acontecimientos diarios que recababan el interés del vecindario.

Es importante resaltar que la inscripción estaba trazada en bellos caracteres góticos; así como la presencia, flanqueando una cruz tachonada, de dos improntas en bajorrelieve que representan a madona santa María con el Niño den brazos, en trono gótico con acusados contrafuertes que sostienen un dosel poligonal. Estas improntas góticas causan un tran desgaste por uso, lo que nos induce a pensar que provengan de moldes góticos (s. XV), reutilizados por el maestro Joan de Bracon en su taller, Lo cual indicaría que dicho taller de modelado y fundición debía de tener una acreditada fama y tradición que se remontaría familiarmente hasta el siglo XV.

Esta campana tiene gran interés por cuanto demuestra la pervivencia estilística del gusto por el gótico a través de los siglos, lo cual ya habíamos detectado en la arquitectura, la orfebrería y la cerámica, y con la campana «San Bartolomé» de La Jana, queda patentizada en la fundición campanil del siglo XVIII valenciano. Esta pervivencia estilística nos obliga a pensar también en unos talleres ubicados en una comarca donde el gusto por el gótico perviviera y fuera signo manifiesto de distinción, aquilatado por el tiempo, tal como ocurre en el Maestrazgo.

Es de lamentar, por todo lo antedicho, que no se haya conservado la inscripción antigua en la nueva campana refundida, así como las improntas de la Virgen y el sello de la Villa, que testimoniaba la municipalidad de esta campana cuya nueva dedicación conmemorativa reza así:

«SAN JACINTO.- Conmemoración de la venida del Papa Juan Pablo II a España, siendo Cura Arcipreste D. Francisco García Roca y Alcalde D. Marcelino Beltrán Balaguer. Año 1982».

Esta nueva inscripción presenta, en primer lugar, una falta de consideración hacia la historia, y en segundo hacia el pueblo, pues cambia la advocación de la «campana major», la campana de la Vila» y de su Santo Patrón. Esta sustitución de San Bartolomé por San Jacinto no tiene más justificación lógica que la devoción que los vecinos de La Jana sienten por su insigne paisano Beato Jacinto Orfanell, cuya fiesta celebran el 10 de Septiembre, día en que fue bendecida la nueva campana.

No podemos por menos de finalizar este informe reiterando la gran pérdida que supone la fundición de la Campana de la Villa de La Jana, dedicada a San Bartolomé, tanto para la historia del arte valenciano como para la historia local y patrimonial de los vecinos de La Jana.

Josep Lluís GIL i CABRERA
"Centro de Estudios del Maestrazgo" Boletín nº 7, Julio - Septiembre 1984

Nota de l'editor - Francesc LLOP i BAYO (2006)
Desgraciadament, la pèrduda patrimonial és molt major del que apuntava l'article. Efectivament es tracta d'una campana de Joan de BRACON, que fon cap a 1580, i no d'una còpia. Les escasses restes de la campana demostren un acabat en la manera de fondre usual en el XVI i totalment desconegut a partir del XVII.
La pista per confirmar aquesta hipotesi la dona la mateix inscripció transcrita: "genitrix" acaba amb "x" i no amb "c"; en conseqüència cal rellegir la inscripció com "ano de m d l xxx uiii...", és a dir "any de 1588".
Al menys tingueren la bona reacció de documentar la campana, fotogràficament. A hores d'ara, amb la tecnologia de soldar la campana, aquesta seguiria sonant, com en el primer dia... Tampoc la Llei del Patrimoni Cultural Valencià permetria la destrucció d'un patrimoni tan valuós.
  • LA JANA: Campanas, campaneros y toques
  • BRACON, JUAN DE: Inventario de campanas
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Inventario de campanas
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Intervenciones
  • MANCLÚS, SALVADOR (VALÈNCIA): Inventario de relojes
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Centro de Estudios del Maestrazgo (1984)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF