ESCOÍN BELENGUER Pbro., Francisco - Las campanas de Benicàssim

Las campanas de Benicàssim

Las tres campanas de la torre las echaron al huerto, en donde permanecen los fragmentos mezclados con los de las campanas del Desierto de las Palmas, también encontrados allí para llevarlos a la fundición. Según el sacristán -Secundino Barreda Vallés- la mayor pesaba 110 kilos, bautizada según se cree con el nombre de "Santo Tomás de Villanueva"; la mediana "Inmaculada Concepción", 107 kilos; y la pequeña "Santa Agueda", de 30 kilos. Quitaron la cruz de la cúpula, más no pudieron con la del campanario. Derribaron las tapias del huerto, a la línea de la pared de la iglesia; hicieron la pared del jardín con la nueva puerta de hierro. Hay que consignar también, que en el interior, quitaron las pilas del agua bendita y la pila bautismal. El armonium, que era de varios registros, lo echaron desde el coro abajo. Al final de la escalera del campanario hay un repiso donde se colocaba un colchón para guarcerse los que vigilaban el acercamiento de la aviación; al toque de una campana colocada en el centro del campanario, el público bajaba a los refugios...

Día 9 de junio 1940: Previa delegación del Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de Tortosa en el Rvdo. Sr. Cura de la parroquia, son bendecidas solemnemente las campanas para esta iglesia, fundidas en los talleres de Roses hermanos, de Silla; son cuatro ejemplares con un total de 700 y pico de kilos, cuyos nombres responden a "San Antonio " patrón de la villa, "Santa Agueda", "Santo Tomás de Villanueva" y "Corazón de Jesús"; a los acordes de la banda municipal, se reunen en la puerta de la iglesia, autoridades locales presididos por el clero bajo la cruz parroquial; y preparada la campana mayor, con sus padrinos, el capitán de carabineros D. Prudencio Escamilla y la Sra. Dª. Isabel Nebot Castillo, se empieza la ceremonia de ritual que el pueblo sigue con afán; al final de aquella y previos los toques rituales por el señor cura, padrinos y autoridades e invitados es subida la campana a su lugar por medio de un quinal que hace muy sencilla la ascensión; hacen uso de la palabra el padrino con el historial de las campanas, siendo al final muy aplaudido, y después, el Sr. Cura da las gracias a todos en nombre del Sr. Obispo por la generosidad del pueblo en una aportación espléndida para llenar una necesidad de la parroquia. La generosidad de la madrina, con el reparto de confites, caramelos, peladillas, etc..., fue algo espléndido que agradó a los concurrentes; a los acordes del himno nacional se terminó el acto a satisfacción de todos. Las campanas estuvieron todo el día en servicio permanente; forman un buen conjunto armonioso que acredita el buen gusto del fundidor y dan a las solemnidades del pueblo un bullicio agradable, para todo acto de carácter general.

(extraído del libro "La iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva de Benicàssim", por Francisco ESCOÍN BELENGUER, pbro. de Benicàssim - 1945)

  • BENICÀSSIM: Campanas, campaneros y toques
  • ROSES, HERMANOS (SILLA): Inventario de campanas
  • ROSES, HERMANOS (SILLA): Intervenciones
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ESCOÍN BELENGUER Pbro., Francisco (1945)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF