LLOP i BAYO, Francesc - Catedral de l'Assumpció de la Mare de Déu de Tortosa - Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Catedral de l'Assumpció de la Mare de Déu - Tortosa
Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Dr. Francesc LLOP i BAYO
Equipo de recogida de datos: Vicent ESPAÑA i LAVEDA y Juan Ignacio GONZALO ÁLVARO
Fecha de la recogida de datos: 21/07/1989
Fecha del informe: 22/12/1994

El GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS recibió el encargo del Ministerio de Cultura de España de hacer el inventario de las campanas de las Catedrales españolas. En su primera fase, el trabajo recogió las características de las campanas, de las torres y de los toques de las campanas de la Corona de Aragón. En una segunda fase se recogieron los datos de las campanas de otras veinticinco catedrales de una franja vertical de la península, que comprende la Andalucía Oriental, la Comunidad de Murcia, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, parte de Castilla y León, el País Vasco y Navarra.

Estado de la torre

Descripción
Ni SARTHOU ni otras fuentes consultadas describen aunque sea someramente, el campanario de la Catedral. Es una pequeña torre de planta sensiblemente cuadrada, con dos y tres vanos, en cada uno de los lados adyacentes: su diverso número debió obedecer al distinto tamaño de las campanas antiguas. Construida inicialmente en piedra, cierra con una pobre cubierta de argamasa y de ladrillos que no sólo afea su aspecto sino que contribuye poco a la difusión de los sonidos de sus campanas.
Estado de conservación
El conjunto se encuentra muy abandonado, a lo que contribuye una deficiente electrificación de las tres "campanes de missa", y una complicada mecanización, totalmente desfasada y difícil de mantener, de las cinco campanas del carillón.
Visitas públicas
La torre no tiene acceso público.

Campanas

Conjunto actual: croquis de la torre
La torre actual de la Catedral de Tortosa, tiene ocho campanas, dispuestas en dos niveles de la misma planta. Las tres inferiores corresponden a las campanas de uso litúrgico, mientras que las cinco superiores se utilizan para las señales horarias.
También hay otra campana en una espadaña, que pudiera ser la única existente del antiguo conjunto, así como unas impresionantes "batzoles" o matracas, que constituyen la aportación patrimonial más interesante de la catedral de Tortosa.
La campana mayor, hecha por los ROSES de Silla, es una de las mayores de volteo de la península, sólo comparable a otra, de diámetro similar (170 Ø), fundida por los COLINA, en y para Sigüenza.
El pequeño carillón, que interpretaba los Goigs de la Mare de Déu de la Cinta, es de dudosa coherencia musical, ya que procede de dos fundidores, con timbres musicales algo diferentes, aunque las campanas se hicieron en el mismo año. Este conjunto de cinco campanas desiguales tiene un complicado sistema de transmisión, y algunas tienen hasta tres martillos, lo que aumenta la complejidad del mecanismo y exige un continuo mantenimiento.

CampanaNombreInstalaciónAutorAño
1Santa BàrbaravolteoANTONIO GUILLEM1824
2La CòrdulavolteoH. DE E. BARBERÍ (OLOT)1941
3La CintavolteoHERMANOS ROSES (SILLA)1952
ACarilló del rellotgefijaCONSTANTINO LINARES (CARABANCHEL BAJO)
BCarilló del rellotgefijaHERMANOS ROSES (SILLA)1940
CCarilló del rellotgefijaROSES (SILLA)1940
DCarilló del rellotgefijaCONSTANTINO LINARES (CARABANCHEL BAJO)
ECarilló del rellotgefijaROSES (SILLA)1940

Campanas históricas
MOREIRA, en su Folklore Tortosí, describe las campanas y los toques de la Catedral y de otros campanarios de la ciudad. Separa las dos campanas horarias (una de los cuartos y otra para las horas) de las demás, que son ocho: la «Vedada», aislada, y que servía para avisar a los campaneros así como para hacer algunos toques diarios, y siete más, instaladas en la torre: la «Prima», la «Càndia», la «Córdula» o la «Racona», la «Naçarena» o la «Pòrtes», la «Rúfola», la «Cinta», «l'Agustina», así como les «batzoles» o matracas. Posiblemente las pequeñas sólo repicaban, mientras que las mayores oscilaban, al estilo catalán, y alguna debía voltear completamente.
Las transcripciones musicales y las notas de MOREIRA, que escribe en la República, pero habla de los cambios habidos desde 1850, constituyen una importante herramienta importantísima para reconstruir la sonoridad, los ritmos, e incluso las técnicas perdidas.
Destrucciones
De todo ese conjunto histórico, apenas queda nada. SARTHOU transcribe un texto, recién acabada la guerra civil, que relata las terribles consecuencias del saqueo: Según datos facilitados por la Secretaría del obispado tortosino, la gótica catedral «fue casi totalmente expoliada en su archivo y en sus joyas y objetos de arte, durante la reciente guerra civil; quedó sin campanas ni órgano y sin zócalos en la mayoría de los altares; y para final, una bomba abrió un enorme boquete, que se está hoy cubriendo mediante un fantástico castillo de maderas».
Quedan, les «batzoles», las matracas casi deshechas, y quizás la «vedada», a la que no pudimos acceder, sea la misma. Ciertamente hay una campana antigua, la que está dedicada a Santa Bárbara (1), pero es posible que llegase a la catedral tras la guerra, siendo su origen incierto, y su valor limitado.
Electrificaciones
Las campanas de volteo han sido electrificadas de manera muy peculiar: la pequeña tiene una enorme rueda de volteo, y sin embargo las dos mayores, mucho más grandes, tienen una polea ridícula para su tamaño. A esto cabe añadir unos yugos de hierro, muy peculiares, del mismo autor para las dos pequeñas, y probablemente de los ROSES para la mayor, que tienen el lamentable defecto de bajar los ejes hasta media campana (a la que han serrado previamente las asas), para conseguir que el mismo vaso sea su contrapeso. Esto tiene lamentables efectos acústicos, ya que la campana apenas gira en torno a sí misma, dentro del propio ventanal, con lo que su sonido, amortiguado por el metal del contrapeso, apenas se expande hacia afuera. Las dos campanas grandes tienen discretos martillos para realizar también repiques.

Toques de las campanas

Toques manuales
Los toques manuales han desaparecido de la torre. La actual instalación impide los toques manuales, y no reproduce los toques ni los ritmos tradicionales. No obstante una de las campanas del carillón conserva un badajo interior, con su correspondiente cuerda, aunque ignoramos cómo y para qué se empleaba.
Toques mecánicos
Los toques mecánicos están limitados al volteo de todas las campanas, excepto las del reloj, y al repique eléctrico de las dos campanas mayores, no estando contemplado el medio vuelo tradicional. El conjunto mecánico ofrece pocas posibilidades rítmicas y sonoras.
Campanero
Vistas las instalaciones, no creemos que exista un campanero, es decir alguien encargado de tocar manualmente las campanas.

Reloj

Mecánico
No pudimos acceder al mismo, aunque suponemos que hay un mecanismo, con un pequeño tambor, diseñado para que toque la melodía en honor a la patrona de Tortosa. Esta peculiaridad motiva su conservación. También desconocemos qué campana utiliza para el toque de las horas. Por otro lado, vista la dedicación de las campanas, y los nombres de sus donantes, no parece que se trate de un mecanismo de titularidad municipal, sino que sea de la propia Catedral.

Estado del conjunto

Analizaremos el estado de las instalaciones, desde el punto de vista de conservación del patrimonio, teniendo en cuenta cómo se conservan las instalaciones históricas, de qué manera reproducen los toques tradicionales y cómo permiten la interpretación de esos toques de manera manual.
En este caso, la electrificación ha supuesto una ruptura con la tradición, una introducción de unas sonoridades mucho más limitadas, y la imposibilidad de realizar los antiguos toques tradicionales. La mecanización, añadida a la masiva destrucción de la guerra civil, supuso el final de una serie de tradiciones seculares, que ahora están perdidas.
Conservación de las instalaciones
La electrificación, típica de los años sesenta, significó la destrucción de la instalación tradicional, sustituyendo los yugos de madera, de gran calidad sonora y rítmica, por otros de hierro colado, menos resonantes, y que podrían causar la rotura de las campanas. La instalación afectará, seguramente, por la gran retención de los motores, a la fábrica de la torre.
El mantenimiento de las campanas del carillón en una posición elevada permite, al menos que su sonoridad no se vea mermada, y se expanda de manera correcta. No podemos decir lo mismo de la campana menor de volteo, que debía estar instalada algo más alta, para propagar mejor la sonoridad de sus toques.
Reproducción mecánica de los toques tradicionales
La actual instalación no puede reproducir los volteos más que parcialmente (ya que los motores, de tracción continua, giran siempre en el mismo sentido y a velocidad constante), y los repiques de manera muy incompleta (debido a la lentitud de respuesta de los martillos mecánicos).
La falta de un ordenador para la gestión de los toques limita aún más las posibilidades de la instalación, que sólo reproduce una parte mínima y extremadamente simplificada de los toques tradicionales.
Posibilidad de ejecución de los toques manuales
La actual instalación, concebida como una electrificación definitiva frente a los campaneros, impide casi totalmente los toques manuales, ya que es preciso quitar todas las correas para realizar los volteos. La ausencia de accesorios en las campanas pequeñas impide, por otro lado, su volteo manual.
Los repiques se ven dificultados por el cambio de altura de las campanas, aunque permanezcan en la misma posición, por el desplazamiento de los ejes.

Propuestas

Protección
En la torre no hay, lamentablemente, ningún elemento que deba ser protegido de manera específica: aparte de «les batzoles», casi perdidas, los demás componentes del conjunto no sólo son recientes, sino que tienen un valor muy limitado. La campana del siglo XIX tiene cierto interés, y solamente puede ser refundida después de una cuidadosa documentación, en caso de rotura.
Intervenciones urgentes
Las instalaciones requieren una conservación preventiva, pero no hay ningún elemento que merezca especial consideración, dentro del conjunto.
Restauración
El estado actual de las campanas y de las instalaciones requiere una intervención enérgica, para dotar a la catedral y a la ciudad de un conjunto digno de su nivel histórico. Cabe actuar a varios niveles: restauración de la torre, ampliación del conjunto de campanas, restauración del carillón, renovación de las instalaciones.
Restauración de la torre
El propio edificio debe recuperar su dignidad, y no sólo como imagen de la catedral y de la ciudad, cuanto a emisor acústico. Por ello, en la restauración deben considerarse los aspectos sonoros de la sala de campanas, adecuando no sólo la ubicación de éstas, cuanto la forma y los materiales de la cubierta, que pueden contribuir a mejorar o a absorber los sonidos campaniles.
Ampliación del conjunto de campanas
Visto el menguado grupo existente, y su sonoridad limitada, debería ampliarse hasta el número de siete campanas antiguas, manteniendo quizás las actuales, sobre todo la mayor, pero relegando las otras dos a un segundo plano, de manera que el conjunto sea coherente, y no conste de bronces hechos por cuatro o cinco fundidores. Sería recomendable que las nuevas campanas tuvieran la nota, la ubicación y el nombre de las antiguas, para lo que puede ayudar la información de MOREIRA.
Restauración del carillón
El desigual conjunto de campanas que interpreta los gozos de la patrona de Tortosa constituye, sin duda, la principal aportación de este siglo a la torre. Su instalación mecánica, compleja, debe dar problemas de mantenimiento, con pobres resultados sonoros. Además las campanas cuelgan de vigas de hierro oxidadas. Sería conveniente, en un proyecto más ambicioso, ubicar las cinco campanas en una espadaña en la terraza de la torre. Si continúan en la sala actual, hay que colgarlas de una viga de madera, lo más altas posible, para que su sonido mejore, y dotar a cada una de un martillo electromecánico. Deberán seguir conectadas al reloj mecánico, pero la transmisión eléctrica permitirá ubicar estos elementos (reloj, campanas), de la manera más oportuna. Para mejorar los resultados, las campanas deberán ser armonizadas y si es preciso torneadas para que tengan un timbre coherente.
Renovación de las instalaciones
Hay que dotar a las campanas con los yugos de madera originales para recuperar su acústica, su volumen sonoro y la seguridad de los bronces y de la fábrica.
Los motores de volteo, en caso de instalarse, deben reproducir los toques tradicionales con sus variantes locales, y no impedir, bajo ningún concepto, los toques manuales. Dichos motores deben ser de los llamados de impulsos, que reproducen los gestos del campanero, haciendo oscilar las campanas, progresivamente, y no frenándolas en absoluto, ya que carecen de reductora; estos mecanismos pueden funcionar con las instalaciones tradicionales, de yugos de madera, como ocurre en la Catedral de València. Los electromartillos para los repiques han de instalarse de modo que no impidan, en su caso, la oscilación o el volteo de las campanas. Estos mecanismos serán de las características adecuadas para reproducir los toques tradicionales, por más rápidos y variados que sean.
Se recomienda el empleo de un ordenador para la ejecución automática no sólo de los llamados toques de aviso, sino de aquellos cíclicos tradicionales, como son los toques de Angelus tres veces al día, el de ánimas al anochecer, o los repiques de víspera de domingos y festivos.
En cualquier caso toda actuación sobre las campanas, la instalación, el reloj y los toques deberá ser supervisada y autorizada por los Servicios Competentes de Patrimonio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con la Ley de Patrimonio.
De manera subsidiaria debiera tenderse a la formación de un grupo de campaneros, que se encargasen del mantenimiento de las campanas y de los toques manuales de las grandes celebraciones.

Bibliografía empleada

  • TORTOSA: Campanas, campaneros y toques
  • BARBERÍ, H. DE E. (OLOT): Inventario de campanas
  • GUILLEM, ANTONIO BELTRÁN: Inventario de campanas
  • LINARES ORTIZ, CONSTANTINO DE (CARABANCHEL BAJO): Inventario de campanas
  • ROSES, HERMANOS (SILLA): Inventario de campanas
  • ROSES, HERMANOS (SILLA): Intervenciones
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Ministerio de Cultura (1994)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF