LLOP i BAYO, Francesc - Catedral de Vic - Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Catedral de VIC

Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Dr. Francesc LLOP i BAYO
Equipo de recogida de datos: Vicent ESPAÑA i LAVEDA y Juan Ignacio GONZALO ÁLVARO
Fecha de la recogida de datos: 14/07/1989
Fecha del informe: 08/01/1995

El GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS recibió el encargo del Ministerio de Cultura de España de hacer el inventario de las campanas de las Catedrales españolas. En su primera fase, el trabajo recogió las características de las campanas, de las torres y de los toques de las campanas de la Corona de Aragón. En una segunda fase se recogieron los datos de las campanas de otras veinticinco catedrales de una franja vertical de la península, que comprende la Andalucía Oriental, la Comunidad de Murcia, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, parte de Castilla y León, el País Vasco y Navarra.

Estado de la torre

Descripción
Dos citas hace SARTHOU de la torre en su trabajo, describiéndola como románica y uno de los pocos restos de la primera catedral:
Nada queda ya del primitivo templo prelacial de Ansona (siglos VI y VII de nuestra era cristiana), ni de la catedral del siglo IX, ni casi apenas de la consagrada en 1038 por el arzobispo Wifredo de Narbona, a ruegos del obispo Oliva, si exceptuamos una torre-campanario de seis cuerpos superpuestos en cuadrada base y arquerías ciegas en los inferiores y vanos en la sala superior, cobijada la terraza con tejado añadido con posterioridad. ... Dominando el monumento (templo y claustro catedralicios) perdura siglo tras siglo el campanario de la catedral románica, como olvido de la piqueta demoledora, recordándonos su siglo XII. Las ventanas cegadas de los cuerpos inferiores son refuerzos hechos a fines del XIV. El reloj conserva parte de los montantes góticos de 1483...
También describe la torre ALCOLEA, destacando su alto valor monumental:
CATEDRAL DE VICH (Barcelona).- El campanario de la catedral de Vich es, con la cripta, el Único elemento que subsiste del templo románico construido durante el episcopado de Oliba (1018-1046) y sustituido en el siglo XVIII por el actual edificio. Con planta cuadrangular desde sus cimientos, se levanta hasta una altura de 46 metros, distribuida en seis pisos separados por fajas de arcuaciones ciegas y dentículos de sierra, en los cuales se abren las series de ventanales, geminados o triples y separados por robustas columnas de capiteles mensuliformes. Es el campanario más monumental en el grupo de los románicos que presentan una sola serie de ventanas en sus fachadas.
Estado de conservación
El estado de conservación de la torre, especialmente en lo referente a la sala de las campanas, es regular, ya que los numerosos vanos, no protegidos, propician la entrada de aves, que ensucian el conjunto.
Por otro lado parece que una intervención arquitectónica reciente modificó el nivel del suelo de la sala, disponiéndolo a pocos centímetros de las campanas mayores, y dificultando en gran parte el posible volteo al estilo catalán, es decir hasta llevar la campana a seure, o sea dejándola recta hacia arriba, para lo que aÚn quedan accesorios en la torre. Esta técnica precisa que los campaneros se encuentren al menos a unos dos metros y medio por debajo de los ejes, para poder tocar con seguridad, y dominando las campanas.
Esta modificación de los niveles de la sala tendrá, seguramente, efectos negativos sobre la acÚstica de las campanas.
Visitas pÚblicas
La torre no tiene acceso pÚblico.

Campanas

Conjunto actual: croquis de la torre
La torre actual de la Catedral de Vic tiene diez campanas, dispuestas en dos plantas. De las ocho inferiores, las seis mayores corresponden a las campanas de uso litÚrgico, mientras que las dos menores debieron ser utilizadas para las señales horarias, en el interior de la catedral, aunque se encuentren ahora en desuso.
Las dos campanas del reloj se encuentran en un nivel superior, y siguen tocando las horas y los cuartos, aunque mediante una transmisión electromecánica.
Las campanas son descritas de manera peculiar por CALVETE, que transcribe fuentes catedralicias sin citarlas, como acostumbra. Su texto es interesante, porque desprecia las campanas existentes, aportando datos que la observación directa ha desmentido, aunque no citando la principal campana del conjunto, la pequeña gótica:
Aquí en esta Catedral hay dos, refundidas en 1941, de 1,10 y 1,25 ms. de diámetro en sus bases. Traen inscripciones muy poco lÚcidas, en castellano. No vale la pena de transcribirlas. Hay una pequeña, llamada Escolástica, del año 1844, que llamaba a Horas al Cabildo. No sirve ahora. La campana mayor tiene 1,37 ms. de diámetro, sirve para dar las horas y otra, que tendrá unos 0,50, que da los cuartos de horas; ambas son fijas, a diferencia de las dos primeras, que pueden voltearse. Son del año 1803, recuerdo de la consagración de la nueva Catedral. La mayor de estas dos lleva los nombres de Santa María, San Bernardo Calvó y Santa Bárbara. Construida en Vich por Damián Bantulá.
Los datos obtenidos en nuestra visita divergen en parte con éstos:

CampanaCALVETEGREMI
 DiámetroAñoDiámetroAño
1No citada19¿?
2No citada20¿?
Escolástica (3)¿?1844501944
Santa Maria (4)No citada521532
Ana (5)No citada701942
Micaela María de la Merced (6)No citada771942
Corazón de JesÚs (7)11019411101941
Santa Bárbara (8)12519411241941
Quarts (A)0,50 aprox.18030,50 aprox.Inaccesible
Hores (B)1,371803130º1803

Se trata de un conjunto característico de las catedrales menores catalanas, con tres pares de campanas, de características similares. También hay otras dos parejas, menores y mayores, asociadas al reloj, y que no forman parte del conjunto campanil de uso litÚrgico.

CampanaNombreInstalaciónAutorAño
1Campanafija  
2Campanafija  
3Escolàsticafija 1954
4Santa Mariafija 1582
5AnnafijaVIUDA DE ÁNGEL PEREA (MIRANDA DE EBRO)1942
6Micaela Maria de la MercèfijaVIUDA DE ÁNGEL PEREA (MIRANDA DE EBRO)1942
7Cor de JesÚsfijaVIDAL ERICE (PAMPLONA)1941
8Santa BàrbarafijaVIDAL ERICE (PAMPLONA)1941
ACampana dels quartsfija  
BCampana de les horesfijaDAMIà VENTULA (VIC)1803

Campanas históricas
Todas las campanas son históricas, ya que reflejan el momento en que fueron hechas: así, las dos medianas, que quieren recordar la eliminación de las anteriores, poniendo como nombre de una la santa (Santa Ana) en cuya fecha (26 de julio) fueron destruidas las campanas. Pero si nos atenemos a considerar campanas históricas las anteriores a 1936, sin duda la más importante es la Santa María, la campana gótica, del XVI. Luego están las del reloj, al menos la de las horas, que muestran otro momento de cambio y de crecimiento de la Catedral.
Destrucciones
Varias destrucciones sufrió la Catedral a lo largo de los siglos, aunque nos detendremos en los dos más recientes: la primera, más violenta, consistió en la eliminación de la mayor parte de las campanas, en los primeros días de la guerra civil. Hubo otra posterior, menos aparente pero con efectos tan devastadores, como fue la ubicación de las campanas en el interior de modo que, ahora, ninguna puede tocar al estilo tradicional catalán, aunque las dos mayores tiene los accesorios correspondientes, pero tropiezan con las otras. Las menores, desposeídas de sus yugos de madera, que yacen tirados por la sala, sólo pueden repicar. La ubicación de las dos campanitas pequeñas, probables repetidoras del reloj, son de cierto modo otra destrucción, ya que han sido separadas de su mecanismo, y ubicadas en la torre, sin ningÚn accesorio para hacerlas sonar, lo que sería poco Útil, visto su tamaño.
Electrificaciones
La electrificación ha tenido efectos muy limitados, debido precisamente a las constricciones impuestas por la nueva ubicación de las campanas menores. SegÚn parece sólo dos campanas tienen electromartillos externos para su toque: se trata precisamente de la campana gótica, la Santa Maria (2) y la mediana, el Corazón de JesÚs (5). Parece poco oportuno electrificar la Única campana valiosa de la torre, dotándola de un mecanismo no muy bien instalado, que podría ponerla en peligro.
También han sido electrificadas, de manera poco afortunada, las campanas del reloj, ya que el martillo mecánico, por gravedad, ha sido sustituido en sus funciones por otro electromagnético, pero sin dejar de estar tocando la campana, lo que supone no sólo un peligro para ésta (ya que el sonido es menos limpio y el bronce podría llegar a romperse) sino una falta de respeto hacia una instalación tradicional: hoy es posible (y conveniente) aprovechar el martillo histórico, aunque la transmisión sea eléctrica, mecánica, o incluso por aire comprimido, de modo que la campana suene como lo ha hecho siempre, y posiblemente de la manera más segura para ella.

Toques de las campanas

Toques manuales
Los toques manuales han quedado limitados a los repiques manuales (y también mediante pedales) de las campanas de la torre. La actual instalación impide los toques tradicionales (volteos, oscilaciones).
Toques mecánicos
Los toques mecánicos, limitados al repique eléctrico de algunas campanas, no contemplan el medio vuelo tradicional. El conjunto ofrece pocas posibilidades rítmicas y sonoras.
Campanero
Parece que hay un campanero que interpreta, con las limitaciones impuestas por la actual disposición de las campanas, algunos repiques manuales.

Reloj

Mecánico
Existe un interesante reloj mecánico, modificado recientemente para su remontaje por motor eléctrico, y cuya transmisión de sonerías ha sido también sustituida por sendos contactos eléctricos que actÚan sobre electromartillos. El mecanismo mide 70 cm de alto por 156 de largo y 60 de ancho. Porta la siguiente inscripción: Fábrica de relojería monumental de PABLO ODOBEY hijo, L. TERRAILLON y J. PETITJEAN, Sucesores en Perriginy-del-Jura (Francia).
Electrónico
No nos consta la existencia de un reloj electrónico para la gestión automática de los toques mecánicos y repetidos.

Estado del conjunto

Analizaremos el estado de las instalaciones, desde el punto de vista de conservación del patrimonio, teniendo en cuenta cómo se conservan las instalaciones históricas, de qué manera reproducen los toques tradicionales y cómo permiten la interpretación de esos toques de manera manual. En este caso, la ruptura con la tradición, la introducción de unas sonoridades mucho más limitadas, y la imposibilidad de realizar los antiguos toques tradicionales no se deben, como suele ser usual, a una deficiente electrificación, sino a una incorrecta actuación arquitectónica que modificado de manera importante, y aparentemente irreversible, de las técnicas para tocar y, sobre todo, de los resultados sonoros producidos.
Conservación de las instalaciones
La actuación, típica de los años sesenta, significó la destrucción de la instalación tradicional, sustituyendo los yugos de madera, de gran calidad sonora y rítmica, por vigas fijas de hierro, que en el caso de las campanas pequeñas refuerzan sus armónicos agudos, produciendo una mayor sensación de sonido "metálico". Esta ubicación no sólo impide el movimiento de estas campanas, sino que prohibe la oscilación de las dos mayores, que aÚn conservan sus accesorios. Por lo que parece las campanas fueron desplazadas desde los ventanales exteriores de la torre hacia el interior. El mantenimiento de las campanas pequeñas a nivel del suelo merma aÚn más su sonoridad, que se expande de manera muy limitada.
Reproducción mecánica de los toques tradicionales
La actual instalación sólo puede reproducir los repiques de manera muy incompleta (debido a la lentitud de respuesta de los martillos mecánicos). La falta de un ordenador para la gestión de los toques limita aÚn más las posibilidades de la instalación, que sólo interpreta una parte mínima y extremadamente simplificada de los toques tradicionales.
Posibilidad de ejecución de los toques manuales
Como hemos repetido anteriormente, la actual instalación coarta la mayor parte de los toques tradicionales, y disminuye mucho la sonoridad original de las campanas.

Propuestas

Protección
En la torre se encuentra un elemento que ha de ser protegido de manera específica: la campana gótica, que debe ser incoada como BIC, por su alto valor.
Las campanas del siglo XIX tienen cierto interés, y solamente pueden ser refundidas después de una cuidadosa documentación, en caso de rotura. Las otras cuatro campanas recientes, emparejadas dos a dos, carecen de calidad, aunque supongan un testimonio histórico.
Intervenciones urgentes
La intervención más urgente consiste en la desconexión preventiva del electromartillo de la campana gótica, sustituyéndola por otra, hasta que se instale un mecanismo debidamente comprobado y ubicado, que no ponga en peligro la pieza más valiosa de la torre. Otra actuación necesaria es la sustitución de los nuevos martillos electromecánicos que actÚan sobre las campanas del reloj por otros mecanismos que muevan los antiguos martillos por gravedad, para recuperar la limpieza del sonido y una mejor conservación.
Restauración
La restauración del conjunto debe contemplar no sólo las extraordinarias características monumentales de la torre, sino que ésta se construyó para servir de soporte, arquitectónico y sonoro a unas campanas. Esta restauración deberá tener en cuenta por tanto dos aspectos: la ubicación de las campanas y la recuperación de su sonoridad y de las técnicas tradicionales.
Restauración de la sala de campanas
La intervención realizada sobre las campanas tiene cuatro efectos perversos: las campanas ubicadas en vigas de hierro suenan mal, no pueden oscilar e impiden el movimiento de las otras. Su ubicación, a nivel de suelo, expande mal el sonido, sobre todo de las campanas agudas, que necesitan ser vistas para ser oídas, es decir que deben ser colocadas en la parte superior de la sala, cercanas al techo.
La instalación original de vigas de madera no se hizo sólo por tener acceso a este material, sino porque sabían que la acÚstica producida es mejor, al aislar las campanas tanto desde el punto de vista sonoro como de las propias vibraciones, de la torre. Las campanas deberán ser instaladas nuevamente en las vigas de madera.
Además, las especiales características de la torre, con una estructura de vigas de madera relativamente autónoma, y con las campanas ubicadas de un modo o de otro en el interior, permiten una fácil defensa pasiva contra las palomas y otras aves, que constituyen sin duda uno de los mayores enemigos del patrimonio. Por ejemplo, en la Catedral de València se cubrieron los vanos con una rejilla metálica, lo suficientemente rígida para impedir el paso de aves, pero lo bastante ligera para no constituir una agresión visual, y pasar prácticamente desapercibidas desde la calle.
Recuperación sonora de las campanas
Las campanas deben recuperar sus yugos de madera originales, para volver a encontrar su acÚstica, su volumen sonoro y la seguridad de los bronces y de la fábrica. La mayor parte de estos contrapesos se encuentran, tirados, en la misma sala.
Los motores de volteo, en caso de instalarse, deben reproducir los toques tradicionales con sus variantes locales, y no impedir, bajo ningÚn concepto, los toques manuales. Dichos motores deben ser de los llamados de impulsos, que reproducen los gestos del campanero, haciendo oscilar las campanas, progresivamente, y no frenándolas en absoluto, ya que carecen de reductora; estos mecanismos pueden funcionar con las instalaciones tradicionales, de yugos de madera, como ocurre en la Catedral de València. Los electromartillos para los repiques han de instalarse de modo que no impidan, en su caso, la oscilación o el volteo de las campanas. Estos mecanismos serán de las características adecuadas para reproducir los toques tradicionales, por más rápidos y variados que sean.
Se recomienda el empleo de un ordenador para la ejecución automática no sólo de los llamados toques de aviso, sino de aquellos cíclicos tradicionales, como son los toques de Angelus tres veces al día, el de ánimas al anochecer, o los repiques de víspera de domingos y festivos.
En cualquier caso toda actuación sobre las campanas, la instalación, el reloj y los toques deberá ser supervisada y autorizada por los Servicios Competentes de Patrimonio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con la Ley de Patrimonio.
De manera subsidiaria debiera tenderse a la formación de un grupo de campaneros, que se encargasen del mantenimiento de las campanas y de los toques manuales de las grandes celebraciones.

Bibliografía empleada

  • VIC: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LLOP i BAYO, Francesc (1996)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF