LLOP i BAYO, Francesc - Catedral de Santa Maria - LA SEU D'URGELL

Catedral de Santa Maria - LA SEU D'URGELL
Primer informe sobre la torre, las campanas y los toques

Dr. Francesc LLOP i BAYO
Equipo de recogida de datos
Juan Ignacio GONZALO ÁLVARO
Vicent ESPAÑA i LAVEDA
Fecha de la recogida de datos: 12/07/1989
Fecha del informe: 22/09/1994

El GREMI DE CAMPANERS VALENCIANS recibió el encargo del Ministerio de Cultura de España de hacer el inventario de las campanas de las Catedrales españolas. En su primera fase, el trabajo recogió las características de las campanas, de las torres y de los toques de las campanas de la Corona de Aragón. En una segunda fase se recogieron los datos de las campanas de otras veinticinco catedrales de una franja vertical de la península, que comprende la Andalucía Oriental, la Comunidad de Murcia, Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, parte de Castilla y León, el País Vasco y Navarra.

Estado de la torre

Descripción
SARTHOU describe muy superficialmente las torres de la Catedral, aunque dice que las campanas están orientadas hacia el claustro y son visibles desde el mismo: En el Último cuarto del siglo XII las bóvedas no estaban concluidas, como lo prueba el contrato de 1175 entre el obispo Arnaldo Parexens y R. Lombardo, referente al cierre de las bóvedas de las naves y elevación de los campanarios y cÚpula del templo. En el siglo XII quedó acabada la catedral... En su exterior campea la fachada principal y en las laterales sus torres catalanas, de la anchura de la nave crucera... Más imponentes son las dos torres gemelas con que remata en sus extremos la nave crucera, sirviendo de campanario la que mira al claustro, con una banda de ventanales con campanas.
Algo más aporta ALCOLEA: Un singular elemento en la fachada principal de la catedral de Seo de Urgel es la pequeña torre prismática, de planta cuadrada, con que se corona su sector central. Tiene dos pisos abiertos por arcadas sobre columnas y, aunque presenta todas las características de un campanario reducido, no parece haber sido esa la finalidad de su construcción. Las torres propiamente destinadas en esta catedral a albergar las campanas no llegaron a concluirse y se hallan a los lados de la cabecera. Todo ello se considera construido en la segunda mitad del siglo XII bajo la dirección de Raimundus Lambardus.
Estado de conservación
La Catedral se encuentra en un amplio proceso de restauración que incluye las torres. Las campanas están en una terraza de granito de reciente construcción.
Visitas pÚblicas
La torre no tiene acceso pÚblico.

Campanas

Conjunto actual: croquis de la torre de las campanas

CampanaNombreTipoAutorAño
1ArmengolfijaBARBERÍ1946
2Sant Just, Sant Marc i Santa BàrbarafijaMANZANA, MARCO Y PÉREZ1754
3Campana granfijaMESTRE ANTONI Y MESTRE MIQUEL1507

En el momento de nuestra toma de datos había tres campanas, de grandes dimensiones, ubicadas en una terraza, y colgadas de vigas de hierro. También había otras tres pequeñas, cuya fotografía incluimos en la portada de este informe, a las que fue imposible de acceder, situadas en una espadaña. Sólo dos tenían un cable unido a un cigüeñal, para voltear a distancia. Se tocaban a muerto y para los toques de coro.
Campanas históricas
Dos de las campanas existentes en la torre, en el momento de la toma de datos, son históricas, es decir, del siglo XVI, la mayor y más antigua, y del XVII, la mediana.
Destrucciones
La campana menor da una referencia concreta sobre las destrucciones de las campanas durante la guerra civil: IN MEMORIAM PRISTINI AERIS SACRI AB IMPIISSIMIS HOMINIBUS IN ODIUM RELIGIONIS DIRUTI. Carecemos de otra referencia sobre el nÚmero y la importancia de las campanas existentes con anterioridad.
Electrificaciones
En el momento de la toma de datos, las tres campanas grandes carecen de sistema mecánico para su toque.

Toques de las campanas

Toques manuales
La actual instalación limita los toques manuales a unos simples badajazos, que no permiten reproducir los toques ni los ritmos tradicionales.
Toques mecánicos
No hay mecanismos instalados
Campanero
Desconocemos la existencia reciente de campanero

Reloj

Desconocemos la existencia de reloj, mecánico o electrónico.

Estado del conjunto

Analizaremos el estado de las instalaciones, desde el punto de vista de conservación del patrimonio, teniendo en cuenta cómo se conservan las instalaciones históricas, de qué manera reproducen los toques tradicionales y cómo permiten la interpretación de esos toques de manera manual.
En este caso, la restauración ha supuesto una ruptura con la tradición, una introducción de unas sonoridades mucho más limitadas, y la imposibilidad de realizar los antiguos toques tradicionales.
Conservación de las instalaciones
La restauración ha supuesto la destrucción de la instalación tradicional, sustituyendo los yugos de madera, de gran calidad sonora y rítmica, por unas vigas de hierro. Las campanas no sólo están fijas, sino que están instaladas de modo que están por debajo de los muros de la terraza de la torre, de modo que su sonido se expande principalmente hacia arriba. Como se trata de campanas bastante grandes, su eco se expande en todas direcciones, aunque su ubicación limita la difusión del sonido.
Reproducción mecánica de los toques tradicionales
La ausencia de mecanismos impide la reproducción mecánica de los toques tradicionales.
Posibilidad de ejecución de los toques manuales
La actual instalación, concebida como una restauración definitiva frente a los campaneros, impide la realización de los toques manuales, al estilo de las catedrales catalanas, por varios motivos:
  • las campanas carecen de contrapesos, y por tanto no pueden oscilar, como se acostumbra en Catalunya
  • las campanas no están instaladas en las ventanas, como ocurría con las antiguas, segÚn indica SARTHOU
Los repiques se ven dificultados por el cambio de altura de las campanas, en una posición mucho más baja.

Propuestas

Protección
En la torre se encuentran dos elementos que han de ser protegidos de manera específica: la campana gótica (3), que debe ser incoada como Bien de Interés Cultural, y la campana barroca (2), que debe ser incluida, de manera individual, en el Inventario General de Bienes Muebles, por su alto valor.
La campana del siglo XX tiene cierto interés, por la fuerza de su epigrafía, que ahora nos parece distante, pero es propia del momento de su fundición; solamente puede ser refundida después de una cuidadosa documentación, en caso de rotura.
Intervenciones urgentes
La campana gótica, precisamente la más valiosa, requiere un cuidado especial, por la debilidad del asa central.
Restauración
Las campanas deben recuperar sus yugos de madera originales, para volver a encontrar su acÚstica, su volumen sonoro y la seguridad de los bronces y de la fábrica. Se debe recordar que la introducción, reciente, del medio vuelo al estilo alemán, en las torres catalanas, sólo sirve para desfigurar el sonido de las campanas, ya que al carecer de yugo, su ritmo de oscilación es más rápido y regular.
No olvidemos que el sistema catalán de toques está basado en la oscilación controlada de las campanas, especialmente de las mayores, llevándolas "a seure", es decir parándolas invertidas, para lo que disponen de una especie de palanca en la ventana que impide el volteo total, propio de otras comunidades autónomas. Del mismo modo, las campanas deben estar instaladas en las ventanas de la torre, para transmitir así, de manera muy peculiar, su sonoridad. La ubicación de las campanas en el centro de la sala, al estilo europeo, no supone, de ningÚn modo, una mejora sonora, sino la creación de sonidos diferentes, ajenos a las tradiciones de Catalunya de los Últimos cinco siglos.
Los motores de volteo, en caso de instalarse, deben reproducir los toques tradicionales con sus variantes locales, y no impedir, bajo ningÚn concepto, los toques manuales. Dichos motores deben ser de los llamados de impulsos, que reproducen los gestos del campanero, haciendo oscilar las campanas, progresivamente, y no frenándolas en absoluto, ya que carecen de reductora; estos mecanismos pueden funcionar con las instalaciones tradicionales, de yugos de madera, como ocurre en la Catedral de València. Los electromartillos para los repiques han de instalarse de modo que no impidan, en su caso, la oscilación o el volteo de las campanas. Estos mecanismos serán de las características adecuadas para reproducir los toques tradicionales, por más rápidos y variados que sean.
Se recomienda el empleo de un ordenador para la ejecución automática no sólo de los llamados toques de aviso, sino de aquellos cíclicos tradicionales, como son los toques de Angelus tres veces al día, el de ánimas al anochecer, o los repiques de víspera de domingos y festivos.
En cualquier caso toda actuación sobre las campanas, la instalación, el reloj y los toques deberá ser supervisada y autorizada por los Servicios Competentes de Patrimonio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con la Ley de Patrimonio.
De manera subsidiaria debiera tenderse a la formación de un grupo de campaneros, que se encargasen del mantenimiento de las campanas y de los toques manuales de las grandes celebraciones.

Bibliografía empleada

  • LA SEU D'URGELL: Campanas, campaneros y toques
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LLOP i BAYO, Francesc (1994)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF