VILLANAÑE, María - La Varona de Castilla: de Barahona (Soria) a Villanañe (Álava)

La Varona de Castilla: de Barahona (Soria) a Villanañe (Álava)

Nuestro viaje a Villanañe (Alava)

Hace ya tiempo que, por pura curiosidad, buscamos el lugar de Villanañe en el mapa provincial de Alava y el pasado mes de septiembre decidimos visitarlo.

Realizamos este viaje en compañía de Isabel Goig y Antonio Ruiz, de la redacción de ABANCO/COSAS DE SORIA. Pensábamos que su mera existencia era ya motivo de interés, pero encontramos mucho más de lo que esperábamos.

Con hacernos la foto en la entrada del pueblo y visitarlo brevemente nos hubiéramos conformado, pero en cuanto comenzamos mínimamente a indagar nos fuimos topando con la presencia de la Varona pues no en vano aquel era su solar patrio: el alavés (y antaño castellano) valle de Valdegobía (llamado así por el monte Gobea, que se enseñorea sobre la comarca).

Este confín de Alava es una de las zonas más deprimidas de la rica provincia e incluso cuenta con algunos despoblados, cosa realmente insólita en el País Vasco. Algunos de sus habitantes le llaman "La Siberia alavesa" pero, tras recorrerlo detenidamente, yo les aconsejaría que visitaran Soria, por ejemplo Barahona -localidad a la que les hermana la propia leyenda de la Varona- y compararan...

En el censo de 1910 Villanañe tenía 306 habitantes y 312 en el de 1920. Por los años cuarenta había descendido a 258. Tengo entendido que ahora tiene muchos menos. Situada a la orilla del río Omecillo, en terreno llano, produce cereales y hortalizas. La memoria oral dice que en este lugar se construyó, a finales del siglo VII "una torre con foso y barbacana que, según la tradición, fue habitada por don Pelayo hasta que fue llamado a reinar en Asturias".

Gracias a Jesús María Beltrán de Salazar y a su hermano José María, tuvimos el privilegio de visitar la recién restaurada fortaleza de los Varona, que Jesús María nos mostró detalladamente, ilustrándonos eruditamente acerca de su distribución, historia, etc. Como en tantos otros casos la restauración ha quitado algo de encanto al edificio, aparte de algunos detalles discutibles que sería largo enumerar. El archivo de los Varona, que deberá regresar a la casa una vez completado su catalogación en Vitoria, dotará de un atractivo enorme a este palacio que en su día, será sin duda un foco de atracción para toda la comarca. En el atrio de entrada, Jesús María nos mostró un curioso dibujo en forma de rosetón realizado con cantos rodados y que tiene el mismo diámetro que la campana mayor de la catedral de Toledo, mientras que el grosor del círculo exterior es también el mismo que el de la citada campana. Se ignora quien mandó hacerlo ni el motivo por el que quiso reproducir las magnitudes de la campana toledana. Me pregunto, incluso, quién sería quien se percatara primero del detalle.

El cercano jardín ha desaparecido y el propio monumento/fuente de los Varona, donde figuran sus armas, ha sido limpiado con chorro de arena, hasta el punto de que parece de reciente factura. Vimos fotos del frondoso jardín de antaño y la fuente cubierta de musgos y líquenes, con un efecto mucho más evocador. Quizá los restauradores debieran haber pensado en los mil y un detalles que configuran el encanto del lugar...

Durante el fin de semana que pasamos en Alava pudimos visitar un sinfín de lugares evocadores, como la iglesia de Tuesta, de un románico de transición bellísimo y, ya en el viaje de regreso a través de Burgos, la enigmática ermita de San Pantaleón de Losa, el monasterio de Oña, etc.

...

VILLANAÑE, María

ABANCO nº 38 - soria-goig.org (2008)

  • TOLEDO: Campanas, campaneros y toques
  • VALDEGOVÍA / GAUBEA (ARABA): Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © ABANCO nº 38 - soria-goig.org (2008)
    © Campaners de la Catedral de València (2021)
    campaners@hotmail.com
    : 16-04-2021
    Convertir a PDF