RUIZ i ENGRA, Antoni; SARRIÓ ANDRÉS, Pau M. - In memoriam: Cecilio Iguácel Gil

In memoriam: Cecilio Iguácel Gil

En los últimos días del 2020 falleció Cecilio Iguácel, el último campanero tradicional de Jasa, una pequeña población pirenaica situada en el valle de Aragüés (Jacetania, Huesca).

Tuvimos el privilegio de conocer a Cecilio en la residencia de Echo, donde pasó los últimos años de su vida. Desde el primer encuentro con él, y en las sucesivas entrevistas que nos concedió, nos cautivó la pasión y profundo amor que sentía por el toque de las campanas de su pueblo, un cariño fruto de una relación de total compromiso con sus raíces y su pueblo natal, pero especialmente disfrutamos de la propia naturaleza profundamente generosa y sensible de Cecilio, que se traslucía en cada entrevista que mantuvimos con él. Por nuestra parte, tuvimos la satisfacción de sentir la emoción de Cecilio al evocar sensaciones largo tiempo olvidadas cuando durante las entrevistas recordó con nosotros sus años como campanero, tanto de memoria como en una recreación de la sala de campanas de Jasa realizada en la residencia de Echo con el fin de que pudiera reproducir una parte de los complejos toques a través de unas pequeñas campanas traídas en coche desde València, dado que Cecilio no podía subir de nuevo a la torre de Jasa por impedimentos físicos.

Cecilio –como en tantas ocasiones rememoraba– subió por primera vez al campanario de su pueblo en su infancia, mientras fue monaguillo de la parroquia. Junto a sus compañeros tocaba a diario algún toque sencillo, como el de misa, el de alzar a Dios y la oración de mediodía. Además, su pronta afición por las campanas hizo que los sábados al anochecer y algún domingo antes de misa frecuentara la torre, para observar cómo el tío Casimiro, el campanero, interpretaba desde el «banco» el complejo repique de fiesta de la localidad, no lejano al que se tocaba en la vecina Aragüés del Puerto, documentado años atrás.

Cuando el campanero abandonó la torre, dejó en manos de Cecilio la responsabilidad de tocar las campanas, los domingos, las fiestas y los entierros, que contaban también con repiques de gran complejidad. Aun viéndose obligado a emigrar a Barcelona, cada verano, en las fiestas de Jasa, mientras las fuerzas se lo permitieron, continuó subiendo a la torre a repicar. Y cuando las campanas tuvieron que electrificarse, fue Cecilio quién tuvo a bien programar en el nuevo ordenador los antiguos toques, aun con las limitaciones de los mecanismos de toque instalados.

Cecilio se alegró especialmente cuando supo que el resultado de las investigaciones se traduciría en una publicación que recogería el patrimonio campanero en la comarca de la Jacetania. No por afán de protagonismo, que jamás lo tuvo, sino por el legado que se dejaría a las generaciones presentes y futuras. A finales de 2019, en la presentación del libro y el acto homenaje a los 500 años de las campanas mayores de Echo, en una tarde fría y lluviosa, el personal de la residencia movilizó todos los recursos para trasladar a Cecilio al Cine Teatro de Echo donde se llevó a cabo y que pudiera disfrutar del acto público, una satisfacción final en una vida dedicada a preservar y difundir el patrimonio de Jasa.

Descansa en paz, Cecilio.

RUIZ i ENGRA, Antoni; SARRIÓ ANDRÉS, Pau M.

(18-01-2021)

  • JASA: Campanas, campaneros y toques
  • IGUÁCEL GIL, CECILIO (JASA) : Toques y otras actividades
  • In Memoriam: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Campaners de la Catedral de València (2021)
    campaners@hotmail.com
    : 21-04-2021
    Convertir a PDF