MONFORT, Álvaro - El campanario de San Bartolomé sorprende con un nuevo almenado que tiene su base histórica

El campanario de San Bartolomé sorprende con un nuevo almenado que tiene su base histórica


En los últimos días, el cielo del Centro Histórico ha advertido una inesperada novedad que no ha dejado indiferente a nadie y que ha suscitado todo tipo de opiniones. El campanario de la iglesia de San Bartolomé luce un nuevo almenado por sus cuatro lados coronando el punto más alto de este emblemático edificio que, con el añadido y dada la robustez de sus muros, se asemeja mucho más a una fortaleza medieval.

Las urgentes obras de rehabilitación que se están acometiendo en el insigne edificio y que están sirviendo para sanear las grietas de la cubierta del templo y reparar las humedades y goteras; se han permitido una licencia creativa.

Según ha podido saber esta redacción de fuentes parroquiales cercanas al proyecto, la inspección ocular realizada a todo el templo -previamente a las actuaciones- ha revelado que, en sus orígenes; el edificio al completo se encontraba rematado con almenas defensivas (algo nada descabellado dada la finalidad de la fortificación). Se han encontrado evidencias arquitectónicas que muestran la existencia de estos bloques de piedra discontinuos recorriendo toda la parte superior del complejo y, en alusión a este detalle original, se ha decidido, por parte de todos los responsables en el proyecto; incorporar este elemento en su parte más alta del campanario.

El porqué no existe constancia visible, a día de hoy, de este primigenio almenado tiene su explicación: Prácticamente su totalidad se ha utilizado, a lo largo de la historia, para reconstruir los muros de la iglesia en algún momento cuando estos mostraron desperfectos, un considerable deterioro fruto del paso del tiempo o de los ataques que sufrió la construcción cuando servía de refugio defensivo. En definitiva, fueron utilizados por los xabieros y xabieres del momento «para rellenar huecos».

De ahí, que su recuperación para mantener la singularidad del almenado original y la cohesión estética del edificio (que ahora mismo presenta un impoluto color que contrasta con la del resto del campanario) sea una tarea muy complicada que, seguramente, supondría un riesgo estructural para el edificio.

Las almenas superiores no son el único elemento defensivo que poseía la fortaleza del siglo XIV. También dispone de saeteras (aperturas estrechas desde las que se disparaban saetas), balcones amatacanados sobre sus puertas desde los cuales se lanzaban grandes piedras o aceite hirviendo a los atacantes que trataban de profanar alguna de sus entradas y los morteros (cañones); entre otros.

Los trabajos de rehabilitación están siendo dirigidos por el arquitecto Salvador Vila y ejecutados por la empresa especializada Estudio Métodos de la Restauración (EMR). También participa la empresa local Germans Cholbi Construcciones y los especialistas en arqueología de ARPA.

MONFORT, Álvaro

Xàbia al Día (29-07-2020)

  • XÀBIA: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Xàbia al Día (2020)
    © Campaners de la Catedral de València (2020)
    campaners@hotmail.com
    : 01-12-2020
    Convertir a PDF