MORENO, Mª Ángeles - Cuenta atrás para que culmine, tras 5 años de obras, la restauración de la torre de la Catedral de Teruel

Cuenta atrás para que culmine, tras 5 años de obras, la restauración de la torre de la Catedral de Teruel

Arranca la última fase de los trabajos, que durará 7 meses y permitirá recuperar el acceso desde el templo y hacer visitable un monumento clave en la capital turolense.


En el centro, el obispo, Antonio Gómez, y José Luis Soro, con dos acompañantes. Al fondo, la torre.A. G./Bykofoto

Tras cinco años de obras y once desde que fuera redactado el proyecto, los trabajos de restauración de la torre mudéjar de la Catedral de Teruel llegan a su recta final. La última fase de rehabilitación de este monumento representativo de la capital turolense ha echado a andar esta semana con un plazo de siete meses y un presupuesto de casi 456.000 euros que permitirá rematar las actuaciones desarrolladas hasta ahora y hacer visitable el interior de este campanario cuya construcción se remonta al siglo XIII.

José María Sanz, uno de los arquitectos que intervienen en la restauración, situó ayer el inicio del proyecto mucho más atrás, concretamente hace 35 años, cuando la torre de la catedral, junto con el resto de las construcciones mudéjares de la ciudad, fueron declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. "Fue entonces cuando el Gobierno aragonés se planteó que debía conservar esta joya de la arquitectura, reponer su esplendor y hacerla eterna dentro de la dimensión humana", afirmó.

El objetivo de la nueva fase de obras es recuperar el acceso original a la torre desde el interior de la iglesia, actualmente cegado. Durante décadas, la única forma posible de subir a la torre ha sido entrar por un boquete abierto en una pared de la Casa del Deán, contigua a la torre. Este paso era el que utilizaba el campanero para llegar hasta arriba y hacer sonar las campanas.

Según explicó Joaquín Andrés, otro de los arquitectos encargados de la restauración de la torre, el Servicio Nacional de Regiones Devastadas -creado para dirigir la reconstrucción de edificios dañados por la guerra civil- construyó dentro de la Catedral una escalera para subir hasta la techumbre, pero olvidó el acceso a la torre mudéjar. La idea es que los visitantes entren al campanario por el camino original, mientras que la Casa del Deán servirá de punto de recepción e información para los turistas.

Los trabajos incluyen también la puesta a punto de las dos campanas de la torre que históricamente se han encargado de dar las horas y los cuartos. Además, se instalará un sistema de alumbrado con varios puntos de luz muy tenue en su interior así como los elementos necesarios para evitar incendios.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno aragonés, José Luis Soro, que se desplazó a Teruel para anunciar el inicio de los últimos trabajos, defendió la inversión pública en rehabilitación del patrimonio por considerar que esta genera empleo y activa la economía, "pero también -agregó- porque permite a los ciudadanos sentirse más orgullosos de su ciudad, disfrutar de sus monumentos y ser más felices".

La financiación, del Fite

La restauración de la torre ha sido financiada íntegramente con el Fondo de Inversiones de Teruel, el Fite, aportado a partes iguales por los gobiernos central y autonómico. En una primera fase, que arrancó en 2016, la dotación fue de 558.000 euros, mientras que la segunda, en 2017, contó con 569.000 euros. Tanto la crisis económica de estos años atrás como ahora la pandemia de covid-19 han afectado al ritmo de las obras. Joaquín Andrés resaltó que si bien rehabilitar un monumento por fases supone prolongar la permanencia de los andamios, también es cierto que este método "permite abordar proyectos dentro de las limitaciones presupuestarias".

La torre de la Catedral ha sido el último monumento mudéjar turolense en restaurar. Por delante han ido la torre de El Salvador, la de San Martín, la de San Pedro y la propia Catedral. El orden, explicó José María Sanz, ha sido buscado, pues el campanario de la Catedral "es la niña bonita del mudéjar turolense, el elemento más especial, y queríamos tener experiencia cuando llegara el momento de abordar su recuperación".

En estos cinco años de obras, se ha restaurado el exterior y el interior de la torre con un mismo tratamiento en cuanto a los ladrillos con los que fue construida y a las cerámicas verdes y blancas -hay miles de piezas- que decoran sus muros y que son características del arte mudéjar. Sanz y Andrés reivindicaron que se invierta en el mantenimiento de los monumentos ya recuperados.

MORENO, Mª Ángeles

Heraldo (16-07-2020)

  • Catedral de Santa María de Mediavilla - TERUEL: Campanas, campaneros y toques
  • TERUEL: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Heraldo (2020)
    © Campaners de la Catedral de València (2023)
    campaners@hotmail.com
    Actualización: 31-01-2023
    Convertir a PDF