LLOP i BAYO, Francesc - Catedral de Sant Nicolau - ALACANT - Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Catedral de Sant Nicolau - ALACANT
Informe sobre la torre, las campanas y los toques

Dr. Francesc LLOP i BAYO
Equipo de recogida de datos
Juan Ignacio GONZALO ÁLVARO, Salvador-Artemi MOLLÀ i ALCAÑIZ
Fecha de la recogida de datos: 05/09/1992
Fecha del informe: 02/08/1994

Estado de la torre

Descripción
Se trata de una construcción de ladrillo, con su escalera original fuera de uso. Tiene numerosos grafitos de bajeles, muy interesantes.
Estado de conservación
Se encuentra bastante limpia.
Visitas pÚblicas
La torre no tiene acceso pÚblico.

Campanas

Conjunto actual: croquis de la torre de las campanas
La torre actual de Sant Nicolau, Concatedral de Alacant, tiene diez campanas, dispuestas en dos plantas. Las ocho inferiores corresponden a las campanas de uso litÚrgico, mientras que las dos superiores debieron ser utilizadas para las señales horarias, aunque se encuentren ahora en desuso. La más alta es prácticamente inaccesible.

CampanaNombreTipoAutorAño
1Santa MariavolteoBUENAVENTURA PALLÉS1846
2Sacramentovolteo1681
3Carmenvolteo1865
4Corazón de Maríavolteo1863
5María de los RemediosvolteoSALVADOR MANCLÚS1978CA
6Felicitasfija
7Petra y PaulavolteoVICENTE ROSES Y FERRI1826
8Santa FazvolteoVICENTE ROSES Y FERRI1826
9Nicolasa FernandavolteoSALVADOR MANCLÚS1978
10Rosario Bárbarafija1888
Campanas históricas
De las antiguas matracas solamente subsiste el brazo o eje de madera, habiendo desaparecido el resto del instrumento, característico de los días centrales de la Semana Santa, y que se utiliza en vez de las campanas de bronce.
Las campanas históricas de la Insigne Colegial de Sant Nicolau fueron desmontadas en 1823, por orden del Gobernador Militar D. Joaquín de Pablo Chapalangarra, enajenando siete de las diez campanas por trigo para la tropa.. El Deán D. Antonio Sala protestó enérgicamente ante la autoridad, y en respuesta fue encarcelado, falleciendo repentinamente a causa de las emociones producidas por los malos tratos. Fernando VII, en 1826, en una visita a la ciudad, regaló unos cañones de bronce con cuyo material se fabricaron las nuevas. De este antiguo juego aÚn quedan dos de las grandes. La campana mayor, llamada antes "María Nicolasa", cambió su nombre por el de "María Nicolasa Fernanda". Esta campana, la mayor de las litÚrgicas (C-362), se quebró hace pocos años, refundiéndola Industrias ManclÚs de València, sin tener en cuenta ninguna de sus características musicales, epigráficas o iconográficas, como acostumbran. También refundieron la C-358, mientras que otras habían sido fundidas a lo largo del siglo XIX. La Única campana antigua es la C-355, de 1681, con una epigrafía y unas inscripciones del todo singulares.
Destrucciones
Las campanas han sufrido, aparte del citado decomiso en 1823, diversas roturas a lo largo del siglo XIX y XX, seguramente por su mala conservación, aunque no parece que fuesen desmontadas en la guerra civil.
Electrificaciones
Las campanas fueron mecanizadas inicialmente por Roses de Adzeneta d'Albaida, aunque luego fueron modificadas por Industrias ManclÚs de València, ya que los motores son propios de esta Última empresa. También intervinieron en las campanas pequeñas, rebajando los ejes, de manera que están casi en línea, lo que redunda en una mejora de sonido, y una mayor duración de los badajos. Las campanas grandes, sin embargo, tienen los ejes a mitad del bronce, lo que debió ser la causa de la rotura de la campana mayor, y no, como asegura el fundidor en una entrevista, que "la duración de las campanas es de unos 70 años": buena prueba de ello es la larga vida de la campana histórica, una de las más tocadas de la torre.

Toques de las campanas

Toques manuales
Los toques manuales han desaparecido de la torre, excepto el del Angelus, interpretado con la antigua del reloj, de manera esporádica. La actual instalación impide los toques manuales, y no reproduce los toques ni los ritmos tradicionales.
Toques mecánicos
Los toques mecánicos están limitados al volteo de todas las campanas, excepto las del reloj, y al repique eléctrico de las cinco campanas mayores, no estando contemplado el medio vuelo tradicional. El conjunto mecánico ofrece pocas posibilidades rítmicas y sonoras.
Campanero
El Último campanero tradicional, José SÁNCHEZ, estaba encargado de los toques mecánicos y del mantenimiento de la instalación, pero ha fallecido recientemente. Le sustituye uno de los empleados de la Concatedral.

Reloj

Mecánico
El reloj mecánico, de los llamados de herrero, constituye, junto con la campana de 1681, la pieza más importante de la torre de la Catedral.
Sin embargo la maquinaria está en desuso, y en grave peligro de desaparición. Debido a su interés debiera ser restaurado e incluso mantenido en funcionamiento, mediante remontaje diario. Al menos, a corto plazo, debe ser protegido. En este caso parece ser de titularidad eclesial.
Electrónico
Desconocemos la existencia de un reloj electrónico para el control de las campanas y sus toques, así para los toques horarios.

Estado del conjunto

Analizaremos el estado de las instalaciones, desde el punto de vista de conservación del patrimonio, teniendo en cuenta cómo se conservan las instalaciones históricas, de qué manera reproducen los toques tradicionales y cómo permiten la interpretación de esos toques de manera manual.
En este caso, la electrificación ha supuesto una ruptura con la tradición, una introducción de unas sonoridades mucho más limitadas, y la imposibilidad de realizar los antiguos toques tradicionales.
Conservación de las instalaciones
La electrificación, típica de los años sesenta, significó la destrucción de la instalación tradicional, sustituyendo los yugos de madera, de gran calidad sonora y rítmica, por otros de hierro colado, menos resonantes, y que son la probable causa de rotura reciente de las campanas. Esta instalación pone en grave peligro de existencia la campana C-355, de 1681. La instalación afectará, seguramente, por la gran retención de los motores, a la fábrica de la torre.
El mantenimiento de las campanas pequeñas en una posición elevada permite, al menos que su sonoridad no se vea mermada, y se expanda de manera correcta.
En cuanto al reloj mecánico, abandonado, subsiste seguramente por su gran peso, que dificulta su desguace y su bajada de la torre.
Reproducción mecánica de los toques tradicionales
La actual instalación no puede reproducir los volteos más que parcialmente (siempre en el mismo sentido y a la misma velocidad), y los repiques de manera muy incompleta, debido a la lentitud de respuesta de los martillos mecánicos.
Posibilidad de ejecución de los toques manuales
La actual instalación, concebida como una electrificación definitiva frente a los campaneros, impide casi totalmente los toques manuales, ya que es preciso quitar con gran esfuerzo todas las correas para realizar los volteos. La ausencia de accesorios en las campanas pequeñas impide, por otro lado, su volteo manual.
Los repiques se ven dificultados por el cambio de altura de las campanas, aunque permanezcan en la misma posición, por el desplazamiento de los ejes.

Propuestas

Protección
En la torre se encuentran dos elementos que han de ser protegidos de manera específica y urgente: el reloj mecánico y la campana C-355. Ambos deben ser incluidos, de manera individual, en el Inventario General de Bienes Muebles, por su elevado interés.
Las campanas del siglo XIX tienen cierto valor, y solamente puede ser refundidas después de una cuidadosa documentación, en caso de rotura. Las dos campanas recientes, totalmente desgajadas del resto, carecen de interés.
Intervenciones urgentes
Los badajos de ciertas campanas están mal atados y pegan fuera de sitio, especialmente el de la C-360. También están en peligro, a causa de tener las tuercas flojas, y estar por ello torcidas, las campanas C-360 y la C-361, debiendo ser reparadas inmediatamente.
Restauración
El proyecto de restauración de la torre de Sant Nicolau debe contemplar la restauración y puesta en funcionamiento del reloj, bien mediante la cuerda manual diaria (medida mucho más interesante para la protección del patrimonio) o bien mediante una cuidadosa informatización, que mantenga toda la maquinaria sin ninguna modificación, excepto el control de los tres remontajes y de la frecuencia de oscilación del péndulo.
Las campanas deben recuperar sus yugos de madera originales, para volver a encontrar su acÚstica, su volumen sonoro y la seguridad de los bronces y de la fábrica.
Los motores, en caso de instalarse, deben reproducir los toques tradicionales con sus variantes locales, y no impedir, bajo ningÚn concepto, los toques manuales. Se recomienda el empleo de un ordenador para la ejecución automática no sólo de los llamados toques de aviso, sino de aquellos cíclicos tradicionales, como son los toques de Angelus tres veces al día, el de ánimas al anochecer, o los repiques de víspera de domingos y festivos.
En cualquier caso toda actuación sobre las campanas, la instalación, el reloj y los toques deberá ser supervisada y autorizada por los Servicios Competentes de Patrimonio de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con la Ley de Patrimonio.
Vista la importancia de la campana histórica, y el silencio de las dos del reloj, la primera fase debe incluir el cambio de yugo y de motor de la campana de 1681 y la mecanización, conservando sus características sonoras, de los dos timbres horarios. Del mismo modo, en esta primera fase debe contemplarse la restauración del reloj mecánico y su puesta en funcionamiento.
La segunda fase, no menos importante, debe contemplar la sustitución de todos los yugos de hierro por otros de madera, con el eje recto, y el cambio de los motores actuales por otros de impulsos que no afecten a la fábrica, que reproduzcan los toques tradicionales y no impidan los toques manuales.
De manera subsidiaria debiera tenderse a la formación de un grupo de campaneros, que se encargasen del mantenimiento de las campanas y de los toques manuales de las grandes celebraciones.

Bibliografía empleada

  • ALACANT: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LLOP i BAYO, Francesc (1994)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-09-2017
    Convertir a PDF