CALVETE HERNÁNDEZ, Pascual - Catedral de Gerona

CATEDRAL DE GERONA

Campanas de Catedrales de las diócesis más importantes de España y de Aragón por Pascual Calvete

CATEDRAL DE GERONA

Beneta es la campana Mayor, la más importante de la Catedral, por su tamaño, por la tradición que envuelve, por su uso y por su sonoridad, es la campana llamada "Beneta", construida por Jerónimo Cerva. Tiene 350 años de existencia, con medidas poco comunes y cualidades excepcionales, cumpliendo así el beneplácito de los gerundenses que se la confiaron, de 1,90 ms. de diámetro y 1,78 de altura. En aquella época se llamaba la campana "Vulgar", denominación que fue sustituida por "Beneta". Está suspendida de una viga descomunal, por otras seis juntas que descansan en dos arcadas de piedra picada de forma gótica. La "Beneta", fue bendecida el 21 de marzo de 1574, por el Señor Obispo de aquella diócesis; toca en Do sostenido. Es la encargada de tocar las horas del reloj de dicha Catedral. Nos imaginamos oírla cuando en las invasiones de los ejércitos franceses, la "Beneta" arrebataba a los gerundenses y a los no gerundenses, de los contornos vecinos, con la voz potente y resonante del centinela en la oscuridad de la noche, y nos figuramos el nerviosismo que había en los corazones de los vecinos de esta ciudad, más que llamarles, salían de sus campos enfurecidos, y a su vez, todos acudían a los sitios señalados de más peligro para cumplir con el deber sagrado a que obliga el amor a la Patria, dando generosamente la sangre en defensa de la tierra en que nacieron. Todos recuerdan, que la noche del 20 de julio de 1908, centenario del asalto de las tropas napoleónicas al fuerte de Santa Clara, donde sufrieron la primera derrota, a las diez de la noche la "Beneta" tocó a somatén, recordando aquel hecho histórico. La gente se asustó.

Campana Capitular, ésta es la de más grandes dimensiones y mejor sonido después de la "Beneta"; es de 1,34 ms. de diámetro y 1,16 de altura; pesa 1.440 Kgs. y la voltean dos hombres; toca en Mi bemol. Es la que suena en todas las funciones de los canónigos. El 24 de septiembre de 1583, se rompió, y después que llevaba la nueva denominación, se rompió el 6 de mayo de 1636, siendo rehecha y bendecida el 10 de septiembre del mismo año. Otra vez fue arreglada y bendecida en 1688, y finalmente en 1816, por haber sido destruida por las granadas enemigas durante el asedio de la guerra del la Independencia. Consta en las actas del archivo, que el 5 de enero de 1816 se reunió el Cabildo en el cual el señor Cufí, como obrero propuso, en atención a las circunstancias de la obra le permitían, rehacer las dos campanas rotas, "Capitular" y "Narcisa" o "Quotidiana". Y así se acordó. El 22 de julio del mismo año, Julián Cufí, dio cuenta de que estas dos campanas estaban rehechas y que ya se podían subir. Tiene una gran presencia y su sonido es de una gravedad y solemnidad con la voz del mejor salmista de entre los chantres de la Catedral. Nada más toca en los días de fiesta grande y repercute por todos los ámbitos de la ciudad, con su espléndido sonido. En ella es señalada de mes a mes la fiesta mensual del tercer domingo, o de Minerva; ya en la víspera, denota la celebración de un acto religioso extraordinario, como es la procesión, con su larguísima vuelta, después del sermón y el oficio de Exposición Mayor. Como es a la Vigilia y a la mañana de las grandes solemnidades: Corpus, Domingo de Ramos, La Ascensión del Señor, Navidad, etc., etc., a la tarde a la hora de señalar la entrada al Coro, después de las cuatro acompasados golpes de la "Beneta", la "Capitular", es la primera que toca; mientras aquélla, de tanto en tanto, lanza un fuerte golpe de suspiro conforme resuenan las dos voces severas. Con excepción, es la que toca al Viático de los Obispos y Canónigos y ella sola, ya sigue de noche o de día, anunciando por la ciudad la triste nueva de la muerte de los Prelados, tocando melancólicamente, sola, como una oveja extraviada de su rebaño, y con sus lloros, la obligada manera de tocar durante cada cuarto de hora los cuartos consecutivos, parando y volviendo a tocar, diciendo bien claro, que la triste noticia, es trascendental. Al morir un Santo Padre, toca quince cuartos seguidos, haciendo las paradas acostumbradas. Hemos oído contar, que en el siglo pasado, mientras un día tocaba ella a su majestad, se desprendió el badajo, el cual pasó rozando a un buen señor, que se paseaba tranquilamente por abajo y al oír el ruido y mirar como se clavaba en la tierra, fue tan grande el susto, que cayó malo de pensar en fatales consecuencias como si le hubiera tocado la cabeza.

La campana María o Madre de Dios, sigue en importancia a la "Capitular" y está colocada a su derecha en la ventana inmediata. 1,10 ms. de diámetro por uno de alzado. Su nota musical, Mi natural. Se dice que en 1611, como veremos después, durante varios años de existencia, y en 29 de enero de 1612, se colocó en la arcada mayor, que se hallaba vacante; el 18 de junio de 1615 se pagó la mitad de calle por obra de la iglesia. Cuando en la parroquia hay un entierro importante de los señores de la cofradía abierta, en la que pueden tomar parte todos los sacerdotes que quieran, la "María" o "Madre de Dios", toca un cuarto de hora, antes de la hora anunciada. Para señalar a tocar a cofradía con dicha campana, si es cofrade, son tres toques y si es cofradesa, dos toques, pagándose con dineros los tres toques y cuatro los dos, pagándose los bienes la cofradía. En los aniversarios son pagados diez sueldos, y cinco a la guardia mayor y cinco a la menor. Por tocar el sermón de Carlo Magno, por, espacio de una hora, de doce a una, de la que comenzaba pagando una libra. Tal sermón se anunciaba también con la "Capitular", y tenía lugar el tercer domingo de Cuaresma, y si era día de Minerva, se pronunciaba al siguiente domingo. Ahora está suprimida su celebración. Era una de las campanas que tocaba cuando venía mal tiempo y para ahuyentar la tempestad e impedir que cayese una pedregada, junto con la "Peixetera", que era la primera en avisar, y la "Dominical", dejándolas todas derechas de cara a la tempestad, a fin de que no fuese tocada por otros motivos, que no fuesen del mar.

Campana Dominical. Por sus medidas sigue en orden la "Dominical", que está colocada en la ventana inmediata a la izquierda de la "Capitular", mirando al campanario. Fa es su nota musical. Su diámetro es de 1,07 y su altura 1,03 ms.

Campana Narcisa, la más moderna de las campanas del campanario de la Seo, es la "Narcisa", y está situada en el lado izquierdo de la "Dominical", de cara al levante. Mide 1,05 de diámetro por 0,93 de altura. Pesa 18 quintales y costó 2.340 pesetas. Fa sostenido es la nota musical.

Campana Quotidiana Como antigüedad carece de valor; está situada en la ventana cara a la tramontana. Data del año 1816, aunque fue rehecha entonces por haber sido rota por los franceses anteriormente, durante el asedio a la ciudad, cosa muy posible por estar situada en el ventanal de cara a la tramontana, por lo cual vinieron las fuerzas enemigas, siendo una paradoja de eso y el hecho de ser la fábrica del campanario, que presenta señales de las bombas y granadas que rebotaban furiosas en el mismo lado que mira la campana. En la anterior campana se leía "Narcisa", nombre que también fue puesto a la actual, y se le conoce por el de !Quotidiana", en razón de tocar cada día y señalar entrada al Coro y a Maitines. Tiene 0,95 de altura y diámetro, cosa rara, donde casi siempre es mayor el diámetro. De una sonoridad inconfundible, afinada en Sol sostenido. La nueva en otros tiempos "Narcisa", era dicha y se dice que la tropa napoleónica y del muy horrible asedio, no había escapado los estragos en gran parte de pequeños trozos de metal, sin haber perecido, no obstante rehecha en los primeros días de junio de 1816 de Cristo Señor, el mismo divino Prelado de Gerona, ínclito Patrón, conservó el nombre de "Narcisa", igualmente que la antigua, con la misma voz de antes.

La campana Bramamorts, o sea la campana de los entierros. Es de las más antiguas de las campanas de la Catedral, su misión es tocar la noche de los difuntos; su toque es Fa natural. Es de 0,88 ms. de altura por 0,95 de diámetro. Aparece deteriorada, por una bala de las que enviaron los franceses en el asedio de 1808 y 1809; empotrado quedó un trozo pequeño de metal de la boca de la parte de fuera del ventanal, en la que está situada y mirando de cara a la plaza de la Catedral, que es a la derecha de la "María" o "Mare de Deu". Por la acción de la misma bala se rajó la campana, de arriba abajo; se ve la grieta, es tan fina, que a primera vista de la sección de la torre de las campanas casi no se distingue, más no es así cuando al sonar no puede ser de más sonido, horrible tañer, capaz de poner taciturno cuando toca en los atardeceres o anuncia el Viático de algÚn enfermo de la Nueva Parroquia.

Campana de los Cuartos, es la encargada de dar los cuartos de hora del reloj pÚblico. De 0,51 ms. de altura por 0,78 de diámetro y lleva la siguiente inscripción: Ave María Purísima. Sin pecado concebida. 1717.

Campana Peixetera (o Pescatera). Esta campana está situada en el ventanal, entre la "Quotidiana" y la "Bramamorts", y en la parte superior del mismo, cara a la parte inferior donde se halla la "Petita" o "De l'oració" (Campana pequeña de oraciones). Su estructura, su color, y letras góticas que aÚn no se han podido leer por estar demasiado negras y desgastadas, denotan bien, que se trata de una de las antiguas campanas de la Basílica. Mide 0,65 de altura por 0,72 de diámetro. Su nota es Si. A la derecha y en la parte exterior se ve grabada en relieve la imagen de San Miguel. Se dice la "Peixetera", en razón de que es la que toca las siete de la mañana los días de ayuno y abstinencia, la que anuncia con su voz, que se ha de comer pescado.

Petita o De l'oració: está situada debajo de la "Peixetera" en el mismo ventanal. Es de dimensiones más pequeñas y resulta la más menuda de las que hay en la torre; le pusieron "Petita", para distinguirla de las demás. De 0,58 ms. de alzada por 0,59 de diámetro. Su vibración no llega bien a dar la nota en Si natural. Fue construida por Esteban Puig, de aquella capital en 1831, y se hace constar en la propia campana.

Campana de tocar a maitines: son dos campanas que tocan todas las tardes, para señalar los Maitines. Son dos campanas gemelas, y tienen las mismas dimensiones, 0,32 ms. de altura por 0,31 de diámetro, y están colocadas de la Seu, en la parte lateral, de cara al mediodía. Encargado el Sacristán de la Iglesia, en avisar con el badajo, a los campaneros de la Catedral a que toquen las campanas llamadas "Dominical" y "Quotidiana", las dos juntas. Estas campanas, además de ser muy antiguas, no llevan grabación alguna del año en que se construyeron.

Campana de llamar a los campaneros. Esta campana lleva grabada la fecha del año 1340. Es la más vieja de Gerona; se cree que era una de las campanas pequeñas que había en el primitivo campanario. Servía para llamar a los campaneros, cuando éstos estaban en sus habitaciones que se encontraban en el mismo nivel del triforio, a cincuenta escalones de altura. Las medidas 0,31 de diámetro y altura.

Las pequeñas campanas del reloj. La maquinaria del reloj de la Seo, está montada de manera que cuando toca los cuartos y las horas en el campanario, también resuenan dentro la voz de las campanas.

La más grande, o sea la que da las horas, tiene 0,13 ms. de altura por 0,25 de diámetro, y lleva las siguientes letras góticas: Fecit Bartholomeu Marro.

La pequeña, que toca los cuartos, no más 0,13 ms. de altura por 0,17 de diámetro, no lleva ninguna inscripción.

Campanas de aviso del Viático. Por la noche, cuando es preciso avisar que se ha de llevar Nuestro Señor a algÚn moribundo, se estira una cuerda que hace vibrar las dos campanitas que dan al interior de la habitación de los campaneros, para que ellos toquen la "Bramamorts", y a continuación sale el Viático.

Publicado en "Campaners" nº 4 - Gremi de Campaners Valencians - València - 1991
  • GIRONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © CALVETE HERNÁNDEZ, Pascual (1991)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 20-07-2018
    Convertir a PDF