Desaparecida ermita de San Bartolomé - CASPE (ARAGÓN)

Inventario de Campanas

Desaparecida ermita de San Bartolomé - CASPE (ARAGÓN)

(Referencia: 10709)

Descripción Lo que hoy conocemos en una de las cimas de nuestra urbanización como ermita de San Bartolomé, es un "moderno" edificio de acertado diseño que en 1970 intentó recoger, a escasos kilómetros del emplazamiento original, el testigo de la irremediablemente perdida.

Que la antiquísima ermita de San Bartolomé iba a desaparecer, se veía venir desde que comenzaron los trabajos de la “ENHER”. No había duda, acabaría bajo las aguas cuando se embalsara. El asunto preocupó a las gentes del pueblo, aunque ciertamente no mucho a las autoridades (tampoco, por supuesto, a las eclesiásticas), casi siempre pendientes de no molestar al Gobierno.

El 21 de abril de 1960, Francisco Alloza firma un comentario en Radio Caspe en el que pregona un llamamiento para que la ermita se traslade a un lugar seguro: "Una punta de nostalgia inquieta a la mayoría de los romeros que anteayer peregrinamos a S. Bartolomé. ¿Por cuántos años podremos todavía celebrar la merienda de Pascua en las óptimas huertas de Cauvaca? Cuando la galopada de los caballos de vapor cubra esta tierra de manera que no vuelva a crecer allí la hierba, ¿dónde celebraremos nuestra Pascua? ¿Habremos de dejar que se ahogue una tradición venerada? En modo alguno. A nuestras autoridades, a los conductores espirituales de nuestra ciudad, incumbe la tarea de prever este riesgo y encauzar la solución que se estime más oportuna. No faltan en los alrededores de la población parajes amenos a donde las gentes cristianas vayan a comerse en excursión familiar su merienda de Pascua, pero ¿no sería oportuno ir pensando en canalizar esas salidas hacia algún lugar determinado, trasladando allí las piedras seculares de la ermita de San Bartolomé? De esta forma se empalmaría la mera costumbre con la tradición vieja, y la Pascua, en Caspe, seguiría llamándose san Bartolomé".

La romería de 1961 se celebró con el ruido de fondo de las explosiones de los barrenos, que iban preparando el terreno del término municipal para el futuro pantano, en el que se trabajaba intensamente. Miguel Murillo Aragón, otro colaborador de Radio Caspe (firmaba con el alias de Akela), dedicó un comentario de su serie "Paréntesis semanal" (07.04.1961) a desvelar cuáles fueron sus pensamientos al despedirse de San Bartolomé: "Al retornar a la población, al alejarme de aquel maravilloso paraje de exuberante vegetación, sentía la impresión de que aquellas turbias aguas que rumoreaban a poca distancia acabarían invadiendo aquellos terrenos testigos mudos de tantas alegrías de los caspolinos. Una caravana impresionante de alegre gentío me precedía mientras yo meditaba buscando (…) el más apropiado lugar donde trasladar nuestros pasos para festejar este día en años sucesivos, si la inundación se consuma...".

La última romería del martes de Pascua al San Bartolomé de toda la vida se celebró el 20 de abril de 1965. Ese mismo año, en diciembre, se registró la primera gran subida de aguas de lo que luego fue el Mar de Aragón. La ermita sucumbió para siempre. O mejor, lo que quedaba de la ermita, porque, lejos de ser desmontado y trasladado, el edificio padeció el expolio y el derribo (todo parece apuntarlo) para comercializar sus piedras en variopintas obras de construcción. ¿Quién sabe dónde se habrán reutilizado sus elementos más nobles?

En el verano de 1998, aprovechando que un impresionante bajón del embalse dejó a la vista el solar ocupado por el antiguo complejo, un equipo interdisciplinar vinculado a la web Cuatro Esquinas, recorrió el lugar. Cientos de piedras emergieron amontonadas, como si hubiesen sido empujadas algunas docenas de metros por alguna máquina en el momento de la demolición. Del suelo reseco del fango sobresalían cuatro palmos del tocón del característico ciprés que se alzaba en las proximidades de la ermita; su madera continuaba desprendiendo un intensísimo aroma, aún a pesar de haber permanecido décadas bajo el agua. Sin duda, en pasadas épocas el hecho hubiese sido juzgado como milagroso.

BARCELÓ CABALLUD, Antonio
SERRANO DOLADER, Alberto
(Del libro digital “Poblado de Pescadores. Los primeros pasos”, difundido en 2017 por la Asociación de Propietarios del Poblado El Dique, de Caspe).
Autores
  • SERRANO DOLADER, Alberto (18-08-2020)
  • 3 Fotos
    Editor FERNÁNDEZ SALINAS, Fernando
    Actualización 18-08-2020


  • CASPE: Campanas, campaneros y toques
  • Francesc LLOP i BAYO; Xavier MARTÍN Metodología de los inventarios de campanas (1998)
  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    © Campaners de la Catedral de València (2021)
    campaners@hotmail.com
    : 28-02-2021
    Convertir a PDF